«El primero capaz de parar a Messi»

El seleccionador argentino, Alejandro Sabella, elogia el brillante debut de Amorebieta con Venezuela

IÑIGO CRESPOBILBAO.
Fernando Amorebieta trata de impedir el avance de Lionel Messi en su debut con Venezuela. ::                             REUTERS/
Fernando Amorebieta trata de impedir el avance de Lionel Messi en su debut con Venezuela. :: REUTERS

Fernando Amorebieta deslumbró ayer con la 'Vinotinto'. El central del Athletic protagonizó un debut completo en el amistoso ante Argentina en Calcuta. Contundente en el corte y con la firme misión de hacer desaparecer a Messi del césped, el de Cantaura también se mostró fiable a la hora de iniciar las jugadas ofensivas. Sólo la derrota (0-1) y los minutos finales, en los que se empleó con excesiva contundencia, nublaron su brillante actuación. «Por primera vez vi un jugador capaz de parar a Messi. Felicidades para Amorebieta», reconoció el técnico argentino, Alejandro Sabella.

Amorebieta demostró desenvolverse de forma cómoda en la zaga venezolana, en la que se asoció con Vizcarrondo, un central de un perfil similar. Conformaron una zaga contundente y rocosa, aunque sufridora cuando le ganaban la espalda. Para evitar los comprometedores ataque vertiginosos de Messi e Higuaín y moverse en distancias más amplias, Venezuela aglutinó a sus efectivos defensivos en su tercio de campo para resaltar el físico de sus dos centrales, infranqueables en las distancias cortas.

La 'Vinotinto', encaminada hacia un estilo asociativo, se enfrascó en enmascarar su calidad, inferior al de Argentina, y disparar a sus extremos al contragolpe. La albiceleste causó una sensación de equipo sabio y lento, con sentido pero previsible. Eso fue lo que impidió a los argentinos traducir en goles su talento y lo que permitió una colocación casi matemática de Venezuela en su campo, con Amorebieta como el responsable de conducir el repliegue ante las sosegadas aproximaciones rivales. El defensor se mostró rápido al corte y atento a los rechaces. Se anticipó a Messi y taponó varios disparos. Sus nuevos compañeros, entre tanto, multiplicaron sus esfuerzos en los últimos minutos del primer acto, en los que se lanzaron con determinación a por el primer gol.

Amorebieta pasó inadvertido en buena parte de la segunda mitad por la revolucionaria incorporación de Venezuela, que hizo emerger su brío ante la pausada defensa de Sabella. A falta de media hora para el final, Messi logró desprenderse de la pegajosa persecución del defensa rojiblanco y, con un lanzamiento de falta que se fue fuera y una genial asistencia a Higuaín, que estrelló la pelota en el larguero, espoleó a los suyos.

En el minuto 66, un error en el marcaje de Miku propició el gol de Otamendi en un córner. Un lunar en una convincente puesta en largo ante un rival diluido. Amorebieta, demasiado expeditivo al final, vio la amarilla por agarrar a Messi y fue sustituido a cinco minutos de la conclusión. Pero tuvo tiempo de ilusionar a sus nuevos seguidores.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos