Muere ahogada una niña de 10 meses en el Ebro tras ser arrojada por su padrastro

Al parecer, la madre de la criatura y su compañero sentimental habían mantenido una fuerte discusión cerca de la Biblioteca de Logroño

CARMEN ORTEGALOGROÑO.
El cuerpo de la niña fue hallado en los sotos del Ebro, bajo la pasarela peatonal. ::                              MIGUEL HERREROS/
El cuerpo de la niña fue hallado en los sotos del Ebro, bajo la pasarela peatonal. :: MIGUEL HERREROS

Un bebé de diez meses, una niña, pereció ayer ahogado en el Ebro después de que, al parecer, el compañero de su madre -una joven de 17 años- lo arrojara al río desde la pasarela peatonal que une ambas orillas en la ciudad de Logroño.

De acuerdo con los datos facilitados por el Gabinete de Prensa del Ayuntamiento de Logroño, el hombre, de nacionalidad rumana, y la madre de la criatura, también rumana, habrían mantenido una fuerte discusión en el entorno de la Biblioteca Pública de la capital, en las proximidades de la calle Portales de Logroño.

En un momento determinado de esa disputa familiar, el padrastro del bebé salió corriendo del lugar empujando la sillita en la que en esos momentos estaba sentada la niña. Todo parece indicar que recorrió con el bebé la distancia que separa la calle Portales de la ribera del Ebro, accedió después a la pasarela peatonal y, desde allí, según los primeros indicios, arrojó la sillita del bebé y a la niña desde el propio paso habilitado para viandantes.

La secuencia de los hechos, de acuerdo con los datos ofrecidos ayer por las mismas fuentes, sitúan al rumano en la comisaría de la Policía Local de la calle Ruavieja, hacia las 21.00 horas. Allí habría confesado a los agentes lo que acababa de hacer.

Explicaciones confusas

Ante las explicaciones confusas que ofrecía sobre el lugar en el que decía haber arrojado a la niña, varios policías le acompañaron hasta la pasarela para que indicara el punto exacto. Aun así, dado que ya anochecía y que bajo la pasarela hay abundante vegetación por pertenecer a la zona de los sotos inundables, los agentes tardaron en dar con el bebé, que ya fue localizado sin vida. Hasta el lugar de los hechos se trasladaron también efectivos de bomberos y de emergencias del 112.

El presunto autor de la muerte de la pequeña fue detenido y, a continuación, trasladado al Hospital San Pedro. Después fue puesto a disposición judicial.

Al parecer, con posterioridad también fue localizada y atendida la madre de la criatura, que convivía en Logroño con el arrestado. La mujer necesitó asistencia psicológica cuando conoció el fatal desenlace.

Fotos

Vídeos