Un vigilante de tren se rompe un pie al ser agredido por unos viajeros sin billete

A. H.BILBAO.

Un vigilante de Renfe sufrió una fractura de pie la tarde del pasado domingo al ser agredido por dos viajeros a los que recriminó por ir sin billete. El suceso se produjo a las seis menos diez de la tarde. El empleado de la compañía ferroviaria interceptó a dos pasajeros, un hombre de 19 años y una mujer de 30, que no habían pagado el viaje, a la altura de la estación bilbaína de Abando.

La pareja empezó a insultarle y agredirle, al tiempo que proferían contra él amenazas de muerte. Le golpearon en la cara y le dieron empujones. En uno de ellos, la víctima y uno de los atacantes cayeron al suelo y el vigilante resultó lesionado.

Al llegar a la estación, situada junto a la Termibús, compañeros de la víctima consiguieron retener a los dos individuos, que fueron posteriormente detenidos por la Ertzaintza. El empleado tuvo que recibir asistencia sanitaria. Una ambulancia le trasladó hasta un centro hospitalario, donde fue atendido de una fractura en un pie, informó Interior.