Detienen a dos hombres, de 50 y 60 años, por violencia de género

Las mujeres, que necesitaron asistencia sanitaria, rechazaron presentar denuncia por las agresiones sufridas

MARÍA REGOVITORIA.

Las fiestas de La Blanca, lejos de ser un oasis para la Policía Local, obliga a los agentes a estar más atentos que nunca. Prueba de ello son las salidas que realizaron este fin de semana y que les obligó a dirigirse, entre otros destinos, a dos domicilios donde se habían producido sendos casos de violencia de género. Las víctimas tuvieron que recibir asistencia sanitaria en ambos sucesos pero ninguno de ellos se cerró con una denuncia contra el agresor.

La primera intervención de la Guardia Urbana por estos hechos tuvo lugar cerca de las 21.00 horas del sábado cuando en la comisaría se recibió una llamada que reclamaba su presencia en una vivienda de la avenida de Zabalgana, donde «una pareja mantenía una fuerte discusión», explicaron desde Aguirrelanda. El enfrentamiento era tal que incluso se habían arrojado varias «sillas a la vía pública». Los agentes procedieron entonces a arrestar al hombre, de 60 años, y recomendaron a la mujer acudir a un centro sanitario para que fuera atendida «de las lesiones y arañazos que presentaba», concretaron. También aconsejaron a la víctima sobre «los pasos a dar en relación» a la agresión, aunque ella, según el parte policial, «no deseó presentar denuncia».

La misma respuesta negativa recibió la Policía Local en el segundo caso de violencia de género que se registró el fin de semana en la capital alavesa. En esta ocasión sucedió pasada la medianoche, sobre las 00.50 de ayer, en la calle Florida. Los agentes recibieron sobre esa hora el aviso de que «un varón que se encontraba en el interior de una furgoneta estaba agrediendo a una mujer sentada a su lado» y, al llegar al lugar, comprobaron que la información era cierta. Al ver cómo el hombre, de 50 años, le propinaba varios «puñetazos», le requirieron que «cesase» y procedieron a su arresto. Minutos más tarde, los efectivos desplazados hasta esta céntrica vía acompañaron a la víctima a su piso quien, pese a explicarle que podía presentar denuncia por lo ocurrido, rechazó hacerlo. Además, le indicaron que debía ser atendida en un centro sanitario.

La asociación vecinal Zabalgana Batuz condenó ayer este tipo de hechos y mostró su solidaridad con la mujer que sufrió el primer ataque, sucedido en este joven barrio vitoriano, así como con «todas las víctimas de agresiones». El colectivo suscribió también un llamamiento para «acabar con toda actitud condescendiente o permisiva con las agresiones verbales o físicas, y especialmente las producidas en el ámbito de la pareja o la familia».

14 denuncias por hurto

Por otra parte, el fin de semana festivo ha dejado otros sucesos en la ciudad donde, por ejemplo, se contabilizaron hasta 14 denuncias por hurto de diferentes artículos -bolsos, carteras, documentos, teléfonos móviles...- entre la madrugada del sábado y la de ayer. Las calles vitorianas, además, fueron escenario en ese periodo de diferentes accidentes de tráfico aunque todos con heridos leves. Los más aparatosos ocurrieron en el cruce de Bulevar de Euskal Herria con Loreto de Arriola y en la Avenida de Gasteiz, ambos en torno a las 19.00 del pasado sábado.

En el primero, una conductora de 51 años sufrió lesiones de poca consideración al colisionar contra otro vehículo por culpa de «un cambio incorrecto de carril», según informó la Policía Local. Mientras, en el segundo siniestro, una mujer de 62 años tuvo que ser atendida en el hospital Txagorritxu tras chocar por alcance su turismo con otro coche.

Fotos

Vídeos