Lobato arrodilla a 'Purito' en Txomintxu

El ciclista del Andalucía estrena su palmarés en el Circuito de Getxo tras dejar atrás en la novedosa ascensión final a los favoritos

ÍÑIGO MUÑOYERROGETXO.
El pelotón asciende por la cuesta de Txomintxu. / M. Atrio/
El pelotón asciende por la cuesta de Txomintxu. / M. Atrio

El neoprofesional andalúz Juan José Lobato inauguró su palmarés en el 66 Circuito de Getxo -11 Memorial Ricardo Otxoa-, carrera que ayer estrenaba nuevo recorrido con final en el alto de Txomintxu. Lo hizo con una pedalada fácil, larga y sostenida, sorprendente en un chaval de 22 años que se enfrentaba a todo un 'Purito' Rodríguez respaldado por el potente Katusha, un equipo que venía a ganar la cita vizcaína.

Un agradable descubrimiento para una buena edición que se disputó a un ritmo sostenido, 'in crescendo' desde el pitido inicial. Segundo terminó el francés Stéphane Poulhies (Saur) y tercero fue el catalán Joaquín Rodríguez, sorprendido en su propio terreno. En el grupo delantero se colaron los vizcaínos Beñat Intxausti, repuesto del golpe que le hizo abandonar en el Tour, y el también neo Peio Bilbao, 13º, ambos en el tiempo de Rodríguez.

Hubo leña desde el primer minuto. El circuito urbano de 17 kilómetros de Getxo se prestaba a la batalla y la hubo, entre otras razones por el premio de la montaña. Puntuaban los siete primeros pasos por meta y por él pugnaron el colombiano Ospina y el sevillano Rosendo (ACG). El maillot finalmente se decantó por el sudamericano por la regularidad.

La primera fuga de entidad tuvo lugar poco antes de coronar la montaña de la 3ª vuelta. Se fueron 13 ciclistas: Trofimov y Vorganov (Katusha), Bessy (Saur Sojasun), Sastre (Geox), Solari (Androni), Galdos (Caja Rural), Etxebarria y García (Orbea), Mas y Jennings (Burgos 2016), Urtasun y Oroz (Euskaltel-Euskadi) e Intxausti (Movistar).

Era demasiado pronto y además no se entendieron. Fueron alcanzados por el poderoso Karpets (Katusha), que coronó primero por delante de Peio Bilbao (Euskaltel-Euskadi) y Rosendo (ACG), que acariciaba el maillot de los escaladores.

Nuevo reagrupamiento, nuevo estirón en Ereaga y allí Igor Antón enseñó las uñas. Quiere coger el punto de la Vuelta a España en los cuatro finales de Burgos, pero ayer se permitió una probatura. El vizcaíno atacó en la subida, luego se atrancó, para ser remachado por Ospina (Colombia es Pasión) y Rosendo (Andalucía), que pasaron en esta posición.

Una fuga peligrosa

Los tiempos de cada vuelta rondaban los 22 minutos. Ataca Horrach se le une Intxausti. Son dos tipos peligrosos y no les dan cuartel. Pasa la sexta vuelta con los correspondientes hachazos en Txomintxu y en la 7ª, en idéntico escenario, batalla en cabeza. Se van Ospina (Colombia es Pasión) y De Ketele (Topsport Vlaanderen) con Zabalo (Orbea) y Rubén Martínez (Caja Rural) a continuación.

Era un cuarteto modesto y Katusha, Movistar y Euskaltel les dejan hacer. Cogen ventaja, el pelotón no reacciona y en el octavo paso por la meta su ventaja era ya de 2:30 minutos. La cosa se pone peligrosa. Mario Chiesa, Álvaro González y José Luis Arrieta, directores de Katusha, Euskaltel y Movistar se mueven. Los pinganillos zumban, los ciclistas aprietan los dientes y la ventaja se derrite. Cede De Ketele, se arrodilla Ospina, Zabalo echa el resto pero es engullido y sólo Martínez aguanta.

El pelotón encabezado por Katusha le alcanza en Ereaga, a 4 kilómetros de la meta, y entran en los 800 metros del 'Muro de Txomintxu'. Rodríguez quiere ganar, pero se tropieza con dos rivales correosos. A 300 metros de la llegada el catalán revienta y Lobato fácil, con mucha clase, le deja clavado. Entra destacado y estrena su palmáres.

Fotos

Vídeos