Graba a chicas desnudas a través de su 'webcam' para extorsionarlas

El acusado, que fue detenido en Barakaldo, se hacía pasar por una adolescente para ganarse su confianza y entrar en el círculo de 'chateo' de las jóvenes

M. F. V.BILBAO.

La Guardia Civil ha detenido en la localidad vizcaína de Barakaldo, después de seis meses de investigación, a un joven de 25 años acusado de un delito de coacciones, amenazas y contra la libertad sexual de varias chicas a través de Internet. El individuo, identificado como I.J.S.R., contactaba con muchachas del País Vasco y Navarra a través de la Red y les exigía dinero con la amenaza de sacar a la luz vídeos en los que aparecían desnudas o cambiándose de ropa, grabados a través de 'webcam' de sus propios ordenadores.

Con este arresto, la Guardia Civil de Navarra da por concluida la operación 'Vestidor', que se ha llevado a cabo bajo la dirección del Juzgado de Instrucción 4 de Pamplona. Las investigaciones se iniciaron el pasado mes de diciembre tras la denuncia presentada en la Comunidad foral por una joven a la que un individuo le había pedido cierta cantidad de dinero a cambio de no difundir unos vídeos grabados en la intimidad de su habitación desde la 'webcam' de su ordenador. A esta denuncia le siguieron otras dos similares, la de una amiga de la primera víctima, también en Navarra, y la de otra joven de Vizcaya, provincia en la que finalmente fue detenido el sospechoso.

Para contactar con las chicas, el arrestado utilizaba aplicaciones de mensajería instantánea a través de Internet y enviaba peticiones de amistad a diferentes contactos bajo un perfil real con varias cuentas de correo electrónico. Una vez que las solicitudes eran aceptadas, conversaba con las muchachas y se ganaba su confianza. Posteriormente, contactaba con el grupo en el que trataba de introducirse utilizando otra cuenta de correo electrónico a nombre de una chica, una identidad falsa creada para llevar a cabo el engaño. Al hacerse pasar por una adolescente, casi nunca era rechazado por las jóvenes con lo que lograba formar parte de sus grupos de contactos y 'chateos'.

Mil euros

Tras el arresto del acusado, la Guardia Civil localizó en su poder unos ingresos bancarios de más de mil euros en diferentes pagos, fruto al parecer de las coacciones, así como las cuentas de correo electrónico utilizadas por el detenido.

El detenido contaba ya con antecedentes policiales por hechos similares ocurridos en Euskadi en los últimos meses. Ahora, ante la gran cantidad de nombres de jóvenes que tenía agregados a la cuenta de correo en la que se hacía pasar por una mujer, los investigadores sospechan que puede haber más afectadas por lo que han solicitado la colaboración ciudadana.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos