El vitoriano Aitor Blanco es el refuerzo para el centro de la defensa rojilla

El futbolista se acaba de desvincular del Palencia, club al que ha pertenecido desde el año 2005, después de jugar en el Recreación

ÁNGEL GARRAZAMIRANDA DE EBRO.
Blanco, en la imagen ante un jugador del Zamora, jugó en el Palencia los últimos años. ::
                             JOSÉ LUIS LEAL/
Blanco, en la imagen ante un jugador del Zamora, jugó en el Palencia los últimos años. :: JOSÉ LUIS LEAL

Es el tercer fichaje del Mirandés para la temporada 2011/12. Se trata del defensa central Aitor Blanco Aldeano, un futbolista de Vitoria de 34 años de edad y que se convierte en el refuerzo esperado para el eje de la zaga, una de las prioridades del organigrama técnico en uno de los puestos que contaba sólo con dos inquilinos natos para afrontar una temporada tan larga.

El club anunciaba ayer por la tarde la incorporación de un jugador que tiene 1,87 metros de altura y pesa 85 kilos y que ha pertenecido al Palencia desde el año 2005. Antes de recalar en la entidad morada su trayectoria como futbolista profesional se completa con su presencia en el Recreación de Logroño, la UD Lanzarote (2002/04) y con anterioridad defendió la elástica del Aurrera (1998/2002).

Es un efectivo, por lo tanto, con una dilatada experiencia en la categoría. No en vano acumula trece años en Segunda B, por lo que se trata del refuerzo esperado y del agrado del cuerpo técnico. El secretario técnico Carlos Lasheras, entre ellos, ha seguido en los últimos años su carrera y era uno de los futbolistas con los que quería contar.

Un jugador que se mantiene en una óptima forma como así lo demuestra el hecho de que durante la campaña pasada con el Palencia disputó prácticamente todo. En total, sumó 34 partidos de Liga e incluso tiene olfato goleador porque firmó cinco goles, una cantidad nada despreciable para su posición, por lo que se puede deducir que es un hombre importante en las jugadas de estrategia, tales como lanzamiento de córners y faltas.

De esta forma -una coincidencia más que depara este mundo del fútbol- fue el jugador del conjunto morado que logró el gol palentino en La Nueva Balastera durante el encuentro de Liga que ambos equipos (Mirandés y Palencia) disputaron la anterior campaña. De cabeza, tras una acción ensayada a balón parado. Un duelo, el de la Liga 2010/11, que concluyó con empate a un tanto porque los rojillos lograron igualar acto seguido el marcador.

Esta es la incorporación para la defensa, un efectivo al que le ha afectado la situación económica que arrastran los clubes de fútbol. En su último club, el Palencia, ha sido uno de los componentes de esta plantilla que se ha visto afectado por la situación de la entidad que se volverá a medir al Mirandés en la última campaña.

Pero ahora vestirá la camisola rojilla pese a que este pasado miércoles disputó un partido con su ya ex club. Fue uno de los componentes de la zaga que formó desde el inicio el técnico del cuadro palentino Ramón María Calderé, así que al menos desde fuera no parecía en un principio que fuera un futbolista que recalara finalmente en al entidad de Miranda.

Hoy ya viaja con el equipo

El nuevo central se incorporará hoy al trabajo de la plantilla mirandesista, así que es muy probable que disfrute de algunos minutos con su nuevo equipo en la cita que se disputará a última hora de la tarde en Aranda de Duero. Está realizando la pretemporada, ha seguido jugando con su anterior conjunto en estos últimos días, así que está en óptimas condiciones físicas por lo menos para jugar sus primeros minutos como rojillo.

Aitor Blanco será presentado hoy, a las 13.00 horas, en la sala de trofeos del Estadio Municipal de Anduva y posteriormente formará parte de la expedición mirandesista que pondrá rumbo a la localidad ribereña a primera hora de la tarde. Tampoco es que haya exceso de efectivos, a día de hoy, en el plantel rojillo así que no es de extrañar que pueda participar en el 'bolo' de hoy.

Así las cosas, el plantel del Mirandés contabiliza un total de 17 efectivos con la incorporación de Aitor Blanco. Junto a él han llegado esta temporada Nacho Garro y Ramón Borrell, se han quedado además trece futbolistas del curso anterior y se cuenta con el sub-23 Roberto Ubis, jugador del club a todos los efectos.

Llegarán varios futbolistas probablemente en los próximos días porque como decía ayer Carlos Pouso minutos antes de que la entidad confirmase el fichaje del jugador vitoriano «ya está bajando la marea», en alusión a lo que señalaba la semana pasada acerca de que había que mantener la «tranquilidad» en cuanto a las incorporaciones del equipo.

Cada verano y hasta que se completan las plantillas los rumores se suceden, es época propicia para ello pero el de Lamiako quiere zanjar este asunto al confirmar que el secretario técnico Carlos Lasheras y, por lo tanto, «el Mirandés, que yo sepa, ha hecho una oferta a tres jugadores y ahora al cuarto (se supone que éste es Aitor Blanco); lo demás que se ha dicho la verdad es que es todo mentira».

Sin facilitar nombre alguno sí que indicó que de esos cuatro futbolistas, «dos han fichado, otro ha dicho que no y el otro, que es un central, está ahí», indicó instantes antes de que Lasheras anunciase el fichaje del central ex del Palencia, el efectivo al que se refería el preparador vizcaíno.

El portero es el puesto que resta por cubrir para completar las licencias. Y llegados a este punto los técnicos están valorando si fichar un guardameta sub-25 y dejar esa plaza para otro futbolista de campo o bien hacerse con los servicios de un guardameta de experiencia y de más edad.

Todo ello «dependerá de lo que percibamos y de las sensaciones que nos transmitan los jugadores que están haciendo la pretemporada con nosotros», destacó Pouso.

Iván Agustín ya corre

El equipo desarrolló ayer la sesión en los anexos de Anduva, un recinto donde ya se pudo ver a Iván Agustín corriendo a lo largo y ancho del campo de más amplias dimensiones. Ya ha empezado a trotar, la preparación sigue su curso e incluso ya tocó balón, muy poco de momento, pero avanza en su fase de recuperación.

En cuanto a Ramón Borrell también trotó, si bien se le ha pedido que pare a causa de una sobrecarga en el gemelo. «Estaba entrenando con molestias y le dijimos que no siga porque al final te cargas otras zonas; así que si no vamos a arriesgar durante la temporada menos lo vamos a hacer ahora», explicó Pouso sobre estos efectivos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos