PSE y PP sellan un acuerdo para organizar el Consistorio de Barakaldo

La portavoz popular afirma que el pacto es «puntual» para decidir las comisiones, las sesiones plenarias y los organismos públicos

SERGIO LLAMASBARAKALDO.
Los plenos cambiarán su horario habitual hasta ahora y se celebrarán por la tarde. ::
                             MITXEL ATRIO/
Los plenos cambiarán su horario habitual hasta ahora y se celebrarán por la tarde. :: MITXEL ATRIO

Sobre la fecha límite. El Ayuntamiento de Barakaldo ha cerrado un pacto para poder afrontar este viernes, y pese a la minoría del equipo de gobierno, su pleno de organización. En él se decidirán las comisiones informativas, las liberaciones de los concejales, o la hora a la que se celebrarán las sesiones plenarias, entre otros aspectos del funcionamiento diario del Consistorio. Los socialistas ya pueden respirar tranquilos tras haber alcanzado «un acuerdo puntual» con el PP con el que salvar la falta de una mayoría. «Es para poner en marcha el Ayuntamiento, que por muchas razones de estabilidad institucional y económicas no nos podemos permitir tener paralizado», destacó la portavoz popular, Amaya Fernández.

Durante el pleno de investidura, la líder del PP fue muy crítica con el cabeza de lista del PSE, Tontxu Rodríguez, con el que rechazó formar gobierno. «También dijimos que no nos íbamos a poner de perfil a los problemas y dar el 'no' por el 'no'. Este acuerdo es puntual y no es extensible a otros temas, ni conlleva otras cosas», aclaró Fernández, quien aseguró que tras celebrar tres reuniones con los portavoces socialistas siguen sin cumplirse las condiciones necesarias para alcanzar un pacto de gobierno extensible a toda la legislatura.

Para la concejal popular el punto más importante de todos los acordados son las comisiones informativas. «Sin ellas no hay normalidad de tratamiento de los asuntos de los vecinos y hemos planteado dos reivindicaciones que los socialistas nos han aceptado sobre su propuesta inicial: la primera es que se redujeran las anteriores once áreas y comisiones a siete, y que hubiera una concejalía de participación ciudadana que dependerá de alcaldía y que deberá desarrollar los consejos de distrito», destacó Fernández.

Congelación de salarios

También habrá otras novedades a petición de los populares, como el hecho de que la comisión de Seguridad Ciudadana dependa directamente de alcaldía y no del departamento de Hacienda y Recursos Humanos. La otra gran introducción en las comisiones será la creación un área para mayores que se llamará 'de la tercera edad' y que irá incluido en Acción Social, Juventud e Igualdad.

Obtener el apoyo del Partido Popular para el pleno del viernes, el último de carácter ordinario antes de septiembre, también obligará a cambiar la celebración de las sesiones plenarias. Hasta ahora venían siendo a las nueve de la mañana, pero a partir del viernes se retrasarán a las seis la tarde a fin de facilitar la asistencia de los vecinos. «Se ha pactado también la congelación de los sueldos para toda la legislatura, no sólo para este ejercicio económico, ya que nos parecía necesario», aseguró Fernández.

Las negociaciones han abordado, además, los nombramientos de los concejales que formarán parte de los consejos de administración y las juntas de los organismos autónomos, empresas públicas y entidades supramunicipales. «Será la proporcionalidad pura. El número de ediles que se tengan en el pleno será lo que marque la representación en los mismos», advirtió Fernández. Entre los primeros incluyen a Inguralde, el IMD, las escuelas infantiles y el Euskaltegi, mientras que el segundo grupo lo forman Usoa, Eretza y el Teatro Barakaldo. En los terceros, como la Uned, el Cedemi, Mercabilbao o la Mancomunidad de basuras, «la proporcionalidad estará corregida», anunció Amaya Fernández, de manera que Bildu contará únicamente con un representante.