Amplían el espacio protegido de los cauces del Lea y Artibai

Con esta medida, las zonas de especial conservación abarcarán también los afluentes Usoagurerreka y Taloerreka

MIRARI ARTIMEONDARROA.
Tramo del río Lea a su paso por Gizaburuaga. ::
                             MAIKA SALGUERO/
Tramo del río Lea a su paso por Gizaburuaga. :: MAIKA SALGUERO

El departamento de Medio Ambiente del Gobierno vasco proyecta ampliar las zonas de especial conservación (ZEC) de los ríos Lea y Artibai para dotarlos de mayor protección. Estos espacios, considerados desde 2003 como Lugares de Interés Comunitario (LIC), serán declarados terrenos no urbanizables y, en el caso de las infraestructuras, se deberán buscar emplazamientos o trazados alternativos.

La propuesta diseñada por el Ejecutivo autonómico, que tendrá que ser aprobada por la comisión Europea, propone cuadriplicar el antiguo LIC de la cuenca del río Lea hasta llegar a las 427 hectáreas. De esta manera, la protección no sólo afectará al cauce principal del río, sino también a sus afluentes; Usoagurerreka, Taloerreka y los arroyos Arbina y Kastillo.

El estudio realizado por Medio Ambiente revela que su conservación es de vital importancia para la supervivencia de especies como el visón europeo o el cangrejo de río autóctono, en grave riesgo de desaparición. Además, «es área de paso de aves migratorias y sirve de refugio a especies como el martín pescador o la garza imperial». En cuanto a la flora, destacan las alisedas y fresnedas que pueblan gran parte del ecosistema y se han detectado dos especies de helechos considerados «vulnerables» por los especialistas. La investigación destaca que la principal amenaza a la que se enfrenta esta cuenca procede de la actividad humana.

«La presencia de núcleos de población, las vías de circulación que discurren demasiado cercanas, los asentamientos portuarios o las doce modificaciones del cauce registradas suponen un obstáculo al desarrollo natural del ecosistema, al que hay que añadir la alarmante proliferación de plantas invasoras», recogen. De hecho, el río Lea ha sido incluido junto a Urdaibai como escenario para la puesta en marcha de una nueva campaña de erradicación de la planta exótica invasora 'Baccharis halimifolia'.

Medidas correctoras

Por otra parte, el Ejecutivo autónomo ampliará de casi 300 a poco más de 416 hectáreas la superficie a proteger en el Artibai. De esta manera, se extenderá hasta los municipios de Markina, Bolibar, Berriatua y Etxebarria con algunos puntos en Ondarroa. La propuesta recuerda que la cuenca del Artibai también sirve de refugio a especies como la garceta común, el visón europeo o el martín pescador.

Entre los obstáculos que dificultan la aplicación de las medidas para garantizar su conservación figuran, según el Gobierno vasco, carreteras demasiado cercanas, líneas eléctricas y diques que impiden la inundación de las marismas, así como vertidos y aliviaderos de tormentas, entre otros. Para mejorar su situación, el informe propone conservar de manera activa las poblaciones de flora y fauna amenazadas, además de aumentar el control de la calidad del agua y el uso recreativo de la zona.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos