Alberto Schommer expone en Vitoria su mirada sobre la Transición en 40 fotos

N. ARTUNDOVITORIA.

El fotógrafo Alberto Schommer (Vitoria, 1928) vivió, paladeó e inmortalizó el paso de la dictadura a la democracia. Con su cámara fue testigo, por ejemplo, de la apertura a la nueva realidad política de una «siniestra oficina franquista». En una serie de seis instantáneas se descubre cómo descuelgan el cuadro del dictador y en su lugar, en un amplio rectángulo más claro que la pared, se sitúa una fotografía de Juan Carlos I. «Allí reflejé el cambio con la imagen del Rey. Solo procuré que la mancha que dejaba el retrato de Franco fuese mayor que el espacio que ocupaba el Rey», recordaba Schommer.

Estas instantáneas, recogidas bajo el título 'El pasado' (1977), forman parte de la exposición 'La Transición', que desde ayer puede contemplarse en el Archivo Histórico Provincial de Vitoria. «Esta colección de fotografías recoge aspectos de una España distinta, que precisaba y necesitaba evolucionar», ha dejado escrito el autor. En la muestra destaca una serie de tres imágenes con una máscara mortuoria de Franco como protagonista. La pieza aparece indemne en la primera, pero en la segunda se la ve ya fragmentada y en la última, pulverizada. El fotógrafo recuerda que acudió al estudio del escultor Santiago de Santiago para elaborar la mascarilla. Allí, la inmortalizó sobre una capa de tierra.

No son menos impactantes los retratos de los candidatos a las elecciones de 1977 y de 1982 -con los políticos marcados con interrogantes-, donde el fotógrafo aporta una original perspectiva. En ellos aparecen Manuel Fraga con escudo y espadas, o Felipe González y Enrique Múgica con capotes toreros.