El funicular de Artxanda abre desde hoy sus puertas a perros y gatos

La iniciativa estará dos meses a prueba para evaluar el uso que hagan los dueños de las mascotas

G. ELEJABEITIABILBAO.

A partir de hoy los animales de compañía podrán viajar en el funicular de Bilbao. La medida responde a las demandas de los usuarios, que desde hace meses pedían poder acceder a Artxanda con sus mascotas. Durante los próximos dos meses, la iniciativa estará en periodo de pruebas y, dependiendo del buen uso que hagan los dueños de perros y gatos y la aceptación por parte del resto de clientes, se convertirá en definitiva a partir de agosto.

Las mascotas sólo podrán ocupar el compartimento reservado a tal fin y nunca podrán subir más de seis en el mismo trayecto. Los perros deberán ir sujetos con correa corta y llevar bozal, mientras que los gatos tendrán que viajar en el interior de un contenedor de transporte cerrado. Los animales exóticos -reptiles, arañas o insectos- no podrán beneficiarse de la medida, como tampoco podrán hacerlo aquellos perros que, según la legislación vigente, sean considerados potencialmente peligrosos: pit bull, staffordshire bull terrier, dogo argentino, fila brasileño, american staffordshire terrier, rottweiler, tosa inu y akita inu.

Los dueños serán los únicos responsables de cualquier daño o incidencia que pueda causar la mascota durante el trayecto y deberán procurar guardar «respeto hacia todos aquellos usuarios que puedan sentirse molestos o temerosos ante la presencia de animales», apuntó ayer el concejal delegado de Circulación y Transportes, Asier Abaunza.

Las mascotas continúan así ganando espacios en la ciudad, tras la decisión de Metro Bilbao de permitir la entrada de perros en sus instalaciones desde el pasado 1 de enero o la creación de zonas de esparcimiento para animales en los parques de la villa. El éxito de estas iniciativas llevó al consejo de administración del funicular de Artxanda a aprobar el pasado 5 de mayo una medida similar.

Fotos

Vídeos