Bilbao elimina las tarjetas gratuitas de la OTA

Suprime los permisos especiales para aparcar que usan los concejales, entre otros, para acabar con un «privilegio histórico»

OCTAVIO IGEABILBAO.
Los distintivos podrán recuperarse pagando unos 600 euros. ::                             I. PÉREZ/
Los distintivos podrán recuperarse pagando unos 600 euros. :: I. PÉREZ

Se acabó la OTA gratuita en Bilbao. El Ayuntamiento anunció ayer que va a suprimir las tarjetas especiales que permiten aparcar en cualquier punto de la villa sin pagar. Los distintivos, utilizados históricamente sin contrapartida económica alguna por concejales, trabajadores del Consistorio que usaban sus coches para desplazarse, subcontratas municipales, representantes de otras admi- nistraciones y países y medios de comunicación, entre otros, serán eliminados en el curso de una campaña para poner coto a los «privilegios». «No buscamos incrementar la recaudación, sino abrir una nueva etapa de austeridad», aseguró Ibon Areso, concejal de Circulación y Transportes en funciones. Sólo los vehículos del parque móvil municipal mantendrán la 'licencia'.

En concreto, serán 248 las tarjetas adscritas al régimen especial de la OTA que van a dejarse sin efecto durante los próximos meses. Permisos que son utilizados en vehículos privados a los que, hasta ahora, se permitía el aparcamiento gratuito para facilitar sus desplazamientos por Bilbao. «Aquí había dos varas de medir, una para los que su trabajo en la calle tenía un carácter más público, y no pagaban, y otra para los que, por tener un carácter más privado, pagaban. Nos parece mejor que todo el mundo pague», precisó Areso.

Los primeros en perder su 'estatus' serán los ediles de la nueva Corporación municipal, que se constituirá el próximo 11 de junio. Los políticos que se estrenen no recibirán la ficha y a los que se mantienen en el Ayuntamiento «ya se les ha pedido que la devuelvan». A partir de ahora, todos tendrán que compartir dos coches propiedad del Consistorio destinados a eventos de representación que sí tendrán tarjetas con su número de matrícula. No obstante, el Ayuntamiento hará una excepción, por cuestiones de seguridad, con los vehículos de escolta que trasladan a concejales amenazados.

«Vuelta de tuerca»

El resto de las licencias para aparcar gratis en Bilbao otorgadas fuera del Ayuntamiento irán revocándose progresivamente cuando vayan caducando a lo largo del presente año. Según recordó Ibon Areso, la supresión no elimina la posibilidad de que las empresas, colec- tivos y particulares afectados por esta medida puedan solicitar nuevamente una tarjeta especial: tendrán que abonar entre 600 y 700 euros por un distintivo que únicamente será expedido para ser utilizado en vehículos propiedad de empresas o administraciones.

Según los datos del Ayuntamiento, actualmente los medios de comunicación utilizan un centenar de estas tarjetas; vehículos de subcontratas municipales, 60; coches particulares de funcionarios que «hacen su trabajo en la calle», 55; mientras que los concejales y los profesionales en nómina de los partidos usan otras 33. «La pasada legislatura ya restringimos su uso y ahora las eliminamos, es otra vuelta de tuerca», reconoció Areso.