Las ratas asaltan Ollargan

Vecinos y hosteleros del barrio de Arrigorriaga denuncian que desde hace un mes roedores de gran tamaño «se pasean» por las calles

ALBA CÁRCAMOARRIGORRIAGA.
Algunos residentes aseguran haber visto ejemplares del tamaño de «un Yorkshire». ::
                             MITXEL ATRIO/
Algunos residentes aseguran haber visto ejemplares del tamaño de «un Yorkshire». :: MITXEL ATRIO

Desde hace un mes, y especialmente al caer la tarde, las calles de Ollargan presencian una estampa insólita en este barrio de Arrigorriaga. Las ratas corretean por San José Obrero ante la mirada impotente de residentes y hosteleros, que se sorprenden de la «tranquilidad» con que 'pasean' estos animales, que no se habían dejado ver por la zona «en más de veinte años». Según los vecinos, el Ayuntamiento se ha visto obligado a tomar cartas en el asunto y el martes ya realizó una primera fumigación. Todo por evitar que lo que en empezó como anécdota termine convirtiéndose en una plaga.

Los propietarios de los establecimientos de esa concurrida calle no aguantan más una situación «muy desagradable». La dueña de La Kaskarrilla aseguró que «el sábado y el domingo» tuvo la puerta del local cerrada por «miedo a que entraran» porque el acceso al local está «a ras de suelo». «No cuento las ratas porque me da asco pero pasan por delante todos los días a cualquier hora», explicó. A su juicio, «salen todas de la alcantarilla» y además «son resistentes. El otro día matamos a una dos veces».

Los animales «se han adueñado de la calle» porque «ya no se apartan ni se mueven si vas a pasar». «El otro día una chica por poco pisa una y casi se cae. La otra ni se movió», continuó. Opinión compartida por la propietaria del bar La Amistad, quien aseguró que «están como Pedro por su casa». «Con el tema del tabaco y el buen tiempo hay mucha gente en la calle y las ven a todas horas», valoró antes de añadir que «las hay de todos los tamaños pero algunas son muy grandes».

La encargada del bar La Esquina, por su parte, afirmó que «raro es el día que no las vemos», algo que confía que «solucione» la fumigación del Consistorio. Optimista en ese sentido, afirmó que a lo largo de la mañana de ayer «todavía» no había divisado ninguna.

En Lonbo Aretoa

Estos animales también han llegado a la página de Arrigorriaga en Facebook. En la red social una vecina pregunta si se está llevando a cabo alguna campaña de desratización en el municipio. La joven aseguró que cuando salió de su domicilio para acudir a su puesto de trabajo vio «una del tamaño de un Yorkshire paseando por la acera de Lonbo». Y apunta que su padre «vio otra cerc a del Lonbo Aretoa, aunque a lo mejor era la misma». La testigo, además, espera «que no tengamos que atajar este problema de la manera más rústica: alimentando gatos callejeros».

En esa línea, la agrupación socialista local registrará «una solicitud formal» para instar al Consistorio a «intensificar urgentemente» las labores de fumigación considerando que «al tratarse de una zona altamente transitada, el riesgo para personas y establecimientos públicos es elevado».