Las familias contra el wifi de Llodio recurren al Ararteko

Los afectados piden que se puedan cablear las aulas para asegurar la conexión a internet

MARTA PECIÑALLODIO.
Imagen del colegio de Lateorro. ::
                             JOSÉ MONTES/
Imagen del colegio de Lateorro. :: JOSÉ MONTES

Las familias de diecisiete centros escolares de todo el País Vasco, localizados en Llodio, Amurrio, Ayala, Campezo, Aramaiona, Vitoria, Miravalles, Orduña y Lezo, llevarán ante el Ararteko sus protestas por la implantación de redes inalámbricas wifi en los colegios.

El 12 de mayo mantuvieron una última reunión con la viceconsejera de Administración y Servicios del Departamento de Educación, Marisol Esteban. «Le pedimos que respondiera a nuestra solicitud de permitir la conexión a internet por cable, en un sentido u otro, antes de fin de curso. Le comunicamos que si la respuesta era negativa, estábamos dispuestos a recurrir directamente al Parlamento Europeo. De momento, ya hemos solicitado cita con el Ararteko», explicó Soledad Pérez, miembro del colectivo.

Las familias lamentaron que «no se nos ofrezca ninguna razón de peso que justifique la imposición del wifi como modo de conexión obligatoria». Hasta ahora han mantenido varios encuentros con responsables de Educación y Sanidad para reclamar que la conexión a internet se realice mediante cables en las aulas de enseñaza Primaria. Su objetivo es garantizar la salud de los niños, que podrían verse afectados, en su opinión, por las emisiones radioeléctricas en el interior de las clases como consecuencia de la puesta en marcha del Plan Eskola 2.0 que dota de ordenadores personales a los niños para que puedan trabajar en las aulas mediante una conexión inalámbrica.

Los padres estiman que «simplemente con dos regletas se pueden cubrir ampliamente las necesidades de flexibilidad de un aula». «Tampoco se nos ofrecieron garantías sanitarias». Las mediciones que maneja el Gobierno vasco se ajustan a la normativa, pero «ha sido calificada como obsoleta por el propio Parlamento Europeo a efectos de proteger la salud».

Resolución europea

Las familias recuerdan a los responsables que «la comisión de Medio Ambiente del Parlamento Europeo ha aprobado una propuesta de resolución dirigida a solicitar que, por razones sanitarias, se prohíba el wifi en los centros escolares».

Y, según reconocieron, «es la línea de trabajo en el resto de Europa. Paradójicamente, el Departamento de Educación del Gobierno vasco sigue empeñado en imponer el wifi en las aulas a toda costa, sin permitir alternativa alguna», insistieron.