El PP aumenta su mayoría absoluta

Los populares tendrán 3 escaños más, el PSOE pierde 2, UPL se mantiene e IU no consigue entrar en la Cámara

SONIA ANDRINOVALLADOLID.

Más de la mitad de los castellanos y leoneses votarán al PP dentro de quince días, el 22 de mayo, según los resultados de la encuesta elaborada por Ikerfel para EL CORREO a partir de 3.200 entrevistas telefónicas, realizadas en la comunidad, de forma aleatoria y mediante el sistema CATI (asistidas por ordenador). Esto refleja un incremento en la mayoría absoluta del partido que gobierna en Castilla y León desde hace 24 años y que en los cuatro últimos ha conseguido sumar dos puntos porcentuales al apoyo que ya obtuvo en las elecciones autonómicas de 2007, de tal forma que la distancia entre las dos principales fuerzas políticas se ha ampliado aún más y ahora hay más de 17 puntos de diferencia entre ambas formaciones. O lo que es lo mismo, 5 de cada 10 electores aseguran que votarían al PP, mientras que el apoyo al PSOE no llegaría a cuatro de 10.

Del 49,41% de los votos que recibieron los populares hace cuatro años, pasarían al 51,5% que obtendrían en 2011 y esto, llevado a las Cortes de Castilla y León, se traducirá en 51 escaños para el Partido Popular (ahora tiene 48), 31 para el PSOE (ahora tiene 33) y 2 para UPL, que mantiene su presencia en las Cámara regional y lo hace incluso con un ligero incremento en su número de apoyos.

Esto significa que Izquierda Unida quedaría otra vez fuera del hemiciclo (lleva 8 años sin representación en las Cortes) a pesar de que las jornadas sin descanso de su líder, José María González, han servido para arañarse a sí mismo un punto más de intención de voto entre el electorado regional con respecto a su entonces estreno como candidato a la Presidencia de la Junta hace cuatro años.

Tampoco entra en el hemiciclo UPyD que en su primer intento por tomar las riendas del Colegio de la Asunción se ha adueñado del 2% de los votos y se ha conseguido abrirse un pequeño hueco en el espectro político de la comunidad. No obstante, si hay un estreno que tiene pendiente a la opinión pública es el del candidato socialista Óscar López. El segoviano no conseguiría superar los resultados que obtuvo su antecesor, Ángel Villalba, y de hecho haría retroceder a su grupo hasta el nivel de 2003 cuando tuvo 31 escaños, y eso que la encuesta le otorga el nuevo procurador por Segovia, su tierra, que se incorpora a la Cámara.

Se podría decir no obstante, a tenor de esta última conclusión, que López puede ser profeta en su tierra, algo que seguro le gustaría a su compañero en el Congreso y presidente del Gobierno, en la suya. De hecho, según los datos de la encuesta de Ikerfel, el PP adelanta por la derecha a los simpatizantes de José Luis Rodríguez Zapatero en la provincia leonesa donde los populares han experimentan el mayor crecimiento de votos de toda la comunidad. Se acabó el 'fifty-fifty' de 2007 y con esos resultados el PP abriría una brecha de 12 puntos entre el 46,5% de los votos que obtendrían los populares y el 34% de los socialistas y sentaría a un procurador más de la lista de Antonio Silván en las Cortes.

Y es que los leoneses castigan la gestión del gobierno que preside su paisano, aunque no lo hagan tanto como los salmantinos, que han quitado de un plumazo algo más de 9 puntos a la formación de Óscar López en esa provincia que es además la que ha desbancado a Ávila en su calificativo de 'granero del PP' colocándose en la que mayor porcentaje de votos obtendría en el reparto provincial para el Partido Popular.

Cansancio del electorado

En tierras del secretario regional del partido, Alfonso Fernández Mañueco, casi 6 de cada 10 de sus paisanos votarán, según la encuesta, a su formación, mientras que en Ávila, que siempre ha portado esta bandera, las tensiones y diferencias entre los responsables populares con el grupo regional durante la negociación del proceso financiero, podrían haber cansado al electorado que restaría casi siete puntos y medio en su intención de voto con respecto a 2007. Aún así, en Ávila el Partido Popular seguiría manteniendo su mayoría absoluta y sus 5 procuradores en las Cortes.

También recorta apoyos el PP en la otra provincia díscola si se habla de Cajas, en Segovia (baja algo más de un punto y medio el voto del PP) aunque no tanto como en Soria, donde el electorado se ha cansado de las discrepancias entre la presidenta provincial Marimar Angulo, y la candidata a las Cortes, María Jesús Ruiz; y en Zamora, donde el PP pierde 4 puntos y la mayoría absoluta que obtuvo en 2007 la formación que preside Fernando Martínez Maillo.

Mejor le han ido las cosas a IU que incrementa su apoyo en prácticamente todas las provincias excepto en Palencia aunque en Zamora retroceden algo. Sin embargo, llama la atención Soria donde irrumpen con la fuerza que les da la subida de casi 6,5 puntos.

No obstante, el mayor incremento de apoyo a un partido se ha dado entre los abulenses para arropar a UPy D. Uno de cada 10 electores, según la encuesta, los votarán.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos