Bilbao estrenará en diciembre el primer 'skatepark' semicubierto de España

El Ayuntamiento adjudica las obras del recinto, que se ubicará en el polideportivo de Txurdinaga y costará un millón de euros

JORGE BARBÓBILBAO.
Bilbao estrenará en diciembre el primer 'skatepark' semicubierto de España

En la plaza de la Convivencia, al abrigo de las torres Isozaki, a los pies del Guggenheim o en la plaza Circular, justo al lado del edificio del BBVA. A los 'skaters' bilbaínos no les queda otro remedio que buscar cualquier rincón con escalones, algún desnivel y una buenas barandillas para demostrar su estilo en la tabla y esquivar a los viandantes, no siempre comprensivos con sus piruetas. Hasta ahora. El Ayuntamiento, a través del Instituto Municipal de Deportes, Bilbao Kirolak, acaba de adjudicar las obras del futuro 'skatepark' de Txurdinaga, unas instalaciones deportivas de 3.500 cuadrados que abrirán sus puertas el próximo diciembre para la saldar la «deuda histórica» que la ciudad mantiene con los aficionados a esta disciplina.

Las nuevas instalaciones deportivas -que se ubicarán en el polideportivo de Txurdinaga, en los terrenos que antes ocupaban las pistas de cien metros lisos- suponen un desembolso de un millón de euros para las arcas municipales, cofinanciados en colaboración con la BBK. No se trata de una pista de patinaje al uso. El 'skatepark' bilbaíno será el primero del país en contar con una zona cubierta, de unos 500 metros cuadrados, «algo imprescindible para que los usuarios puedan seguir practicando su deporte aunque llueva», explica Fernando Zubizarreta, director general de Bilbao Kirolak.

El centro deportivo, de 3.500 metros cuadrados, tendrá zonas diferentes, diseñadas sin ninguna separación, de modo que los aficionados puedan patinar de una a otra sin encontrar obstáculos. El espacio más grande, de 1.100 metros cuadrados, estará dedicado a la 'skateplaza', la parte que imita las condiciones de una calle, con sus bordillos y barandillas. Otros 1.100 metros cuadrados ocupa el área de 'bowls', una zona de bañeras, unos elementos en forma de 'u' que los aficionados utilizan para practicar saltos en pared vertical, invertidos y otras maniobras. El espacio quedará completado por una superficie de 800 metros cuadrados especialmente pensada para los 'roller' -patinadores en línea- y los 'bikers' -con bicicletas tipo BMX-.

Gratuito y con acceso propio

El proyecto ha sido diseñado por el arquitecto logroñés y 'skater' profesional Daniel Yabar, autor de algunos de los más importantes 'skateparks' de España. Y es que a la hora de diseñar el proyecto se han tenido en cuenta las aportaciones de los amantes del patín. «Hay muy buena sintonía en las reuniones con los 'skaters' de Bilbao», señala Zubizarreta. Una de las preocupaciones del colectivo hacía referencia a la no gratuidad del servicio, al situarse en el polideportivo de Txurdinaga. Sin embargo, los responsables de Bilbao Kirolak aclaran que el centro de patinaje «tendrá acceso propio y será gratuito, al menos durante los primeros meses. Sólo se plantearía cobrar una cuota anual insignificante si lo demandaran los propios usuarios, para controlar el acceso», añaden.

El nuevo equipamiento va más allá de dar respuesta a la demanda de los 'skaters' de la villa. Bilbao Kirolak también pretende utilizar estas instalaciones como sede de campeonatos y pista para formar a los que quieran iniciarse en este deporte y perfeccionar su 'ollie', destreza básica del 'street', que es como se conoce en el argot a la modalidad de patinaje en la calle. «Se sacará una oferta de cursos en función de la demanda», avanzaron los responsables de la iniciativa. Para convertirse en un Tony Hawk -leyenda viva de este mundillo-, primero hay que aprender a subirse a la tabla. Y Bilbao lo hará en diciembre.