El tranvía de Bilbao llegará a La Casilla a comienzos de 2012

Las obras para ampliar el trazado del tren ligero inician su fase «más sensible» por las afecciones al tráfico que pueden provocar

O. IGEABILBAO.

El proyecto para la ampliación del trazado del tranvía de Bilbao hasta La Casilla sigue quemando etapas y desde ayer tiene nuevos plazos de ejecución. La extensión del tren ligero podrá inaugurarse «a principios del próximo año», aseguró Txema Izquierdo, técnico de Euskal Trenbide Sarea (ETS), sociedad pública dependiente del Departamento de Transportes del Gobierno vasco, y director de los trabajos.

El cálculo realizado pasa por que la obra civil que se está realizando desde Basurto hasta La Casilla esté finalizada en otoño. Después se pulirán los últimos detalles de un proyecto que afrontará el jueves su fase «más sensible» en la intersección de las calles Autonomía, Luis Briñas y la Avenida de Montevideo, uno de los nudos circulatorios más importantes de Bilbao. «Debido a las obras, la capacidad de la calle Autonomía se ha reducido un 50% pero el volumen sigue siendo muy importante», explicó Asier Abaunza, concejal adjunto de Circulación y Transportes del Ayuntamiento bilbaíno. El citado cruce quedará cortado al tráfico y obligará a los conductores a rodear Garellano para circular en los dos sentidos posibles.

Los planes para extender el tranvía incluyen dos paradas. La primera se ubicará en Autonomía y la segunda en La Casilla, estación en la que sólo se prevé la construcción de un único andén hasta que el recorrido se amplíe en el futuro para llegar a Zabalburu.

Fotos

Vídeos