Eibar avanza en la definición de los futuros usos de la colonia de Arrate

Las posibles líneas de actuación se centran en el proyecto de la memoria histórica y en un centro de interpretación urbano

R. ZUBIAEIBAR.
Edificio de la antigua colonia de Arrate, sobre el que el Ayuntamiento lleva años debatiendo en torno a su futuro y sus posibles usos ::
                             R. Z./
Edificio de la antigua colonia de Arrate, sobre el que el Ayuntamiento lleva años debatiendo en torno a su futuro y sus posibles usos :: R. Z.

El edificio municipal de la colonia de Arrate será próximamente reformado para garantizar su conservación pero sin definir aún cuál será su futuro uso, aunque con varias ideas muy avanzadas. Los presupuestos del Ayuntamiento para este año contienen una partida de 155.000 euros que harán posible acometer una serie de obra de mantenimiento, sobre todo exterior, así como algunos trabajos en el interior.

Esta actuación permitirá disponer del edificio, ya renovado, y concretar luego las diferentes propuestas. «Ahora vamos a acometer las obras de reforma, principalmente fachadas y tejado, para proteger el edificio ya que desde hace un tiempo se mantiene sin uso, lo que perjudica su conservación», adelanta el alcalde Miguel de los Toyos.

Será probablemente después de las elecciones municipales cuando se definan los usos interiores, si bien la corporación continúa trabajando las distintas propuestas, según ha confirmado el primer edil eibarrés. Y todo ello, siguiendo dos líneas de trabajo, lo que obligará a ir dotando de nuevas partidas presupuestarias al proyecto durante los próximos ejercicios.

La primera de las líneas es cada vez más evidente: convertir la antigua colonia de Arrate en la 'base de operaciones' del proyecto de recuperación de memoria histórica sobre el que viene trabajando el Ayuntamiento, en coordinación con otras instituciones, colectivos y empresas. Esta idea se desglosaría, al mismo tiempo, en otras dos actuaciones, diferenciadas pero complementarias.

Por un lado, destinar una parte del edificio situado en la campa de Arrate a 'punto de encuentro' a modo de espacio interpretativo de los recorridos de la memoria histórica que se proyectan en el entorno de Arrate-Kalamua-Akondia y que recordarán los acontecimientos de la Guerra Civil en Eibar. «Esa sala que se disponga en el edificio de la colonia sería -explica De los Toyos- como un espacio de recepción al visitante».

La otra parte del inmueble se destinaría, según esta misma propuesta, a una hospedería, un lugar preparado para actividades de restauración, con oferta de talleres o excursiones organizadas por los recorridos de la memoria histórica, así como con camas para estancias temporales de grupos. Es decir, un albergue para alojar a visitantes, tanto en grupos como de fines de semana.

La segunda de las líneas de actuación sobre las que trabaja el Ayuntamiento para dar una utilización al edificio de la colonia de Arrate es el denominado 'Centro de Interpretación Urbana y Ambiental', un compromiso adoptado por el equipo municipal de gobierno con el grupo Ezker Batua-Aralar en los debates para la aprobación de los presupuestos de 2010.

Posterior fase de debate

Este proyecto está ahora en una fase previa de estudio, y ya se ha contratado la redacción de un documento que defina las características de esta actuación. El planteamiento de EB-Aralar se basaba en un estudio realizado por dos licenciados en Ciencias Ambientales donde se recogían las características y utilidades que podría tener la reformada colonia de Arrate, así como sus beneficios. Según aquel documento, el espacio compaginaría el conocimiento de los impactos generados en los hogares con los pequeños secretos naturales que se esconden en la comarca.

La finalidad del proyecto consiste en fomentar el uso de los recursos, y sus principales objetivos son el conocimiento del hogar como punto donde poder conservar la naturaleza y el descubrimiento de espacios con los que cuenta Eibar y su entorno. La idea es que el futuro centro de interpretación tuviera un ámbito comarcal para poder garantizar en mayor medida la rentabilidad.

«Con los distintos proyectos sobre la mesa, abriremos una fase de debate en el Ayuntamiento para determinar tanto la viabilidad económica como de la gestión de las propuestas, y a partir de ahí se tomarán las decisiones», concluye el alcalde eibarrés.