«Con el Caja Rural he demostrado que tenía mi hueco en el pelotón»

El ciclista de Ermua afronta su primera participación en la Vuelta al País Vasco motivado por su buen inicio de campaña

IGOR BARCIABILBAO.
Aitor Galdos, preparado para afrontar la Vuelta al País Vasco. ::                             I. P./
Aitor Galdos, preparado para afrontar la Vuelta al País Vasco. :: I. P.

Apenas dos meses de competición le han bastado para recuperar sensaciones que creía olvidadas. Aitor Galdos (9-11-1979, Ermua), que abandonó Euskaltel Euskadi al finalizar su contrato tras cuatro temporadas, ha encontrado en el Caja Rural la confianza y motivación necesarias para volver a verse en la lucha por las victorias. Desde que debutó en Mallorca con los colores del equipo navarro, el de Ermua acumula una amplia lista de puestos entre los cinco primeros. «Me falta rematar, pero para lograr el primer triunfo hay que estar ahí, intentándolo. Si estás, la victoria llegará», afirma convencido el vizcaíno, que la semana que viene afronta un reto inédito para él, su primera Vuelta al País Vasco. «Es muy dura y será muy complicada, pero para el equipo es muy importante y trataremos de dejarnos ver, de una u otra forma», avisa.

- ¿Le ha sorprendido su inicio de temporada?

- Ha sido muy bueno, no se si mejor de lo que esperaba o no. Lo cierto es que cuando hice ciclocross ya vi que había hecho la mejor temporada invernal de los ultimos años. Y llevo unos quince días de competición y me me metido siete u ocho veces entre los seis primeros. Estoy satisfecho.

- ¿Ha recuperado la confianza?

- Siempre he creído que podía, pero ahora estoy demostrando que tenía mi hueco en el pelotón. Cada día tengo más confianza y me queda el paso de lograr una victoria. La estoy rondando, pero ese paso es muy complicado de dar, cuesta mucho ganar. Mira el caso de Rojas, que siempre siempre está peleando por los triunfos. Al final lo ha conseguido.

- ¿Había llegado el momento de cambiar de equipo?

- En Euskaltel estaba muy a gusto con los compañeros, pero tenía claro que si había un equipo donde podía desarrollarme o donde me agradecieran mi esfuerzo tenía que ir allí. Pero no quiero sacar lecturas negativas de mis cuatro años en Euskaltel porque tengo muy buenos amigos y deseo lo mejor al equipo. Me quedo con lo bueno, lo malo prefiero olvidar y mirar hacia adelante y pensar en el Caja Rural, que confía en mí y que necesita mis resultados.

- ¿Fue imporante que apostaran por usted de cara a su moral?

- El equipo estaba casi cerrado y apostaron por mí, lo cual es de agradecer y no queda otra que hacer todo lo posible que demostrarles que no se han equivocado. Eso, unido a que de forma estoy bien, conlleva que los resultados lleguen. Soy el mismo corredor, pero con diferentes ambiciones y objetivos.

- ¿Ahora sale a entrenar con más ganas?

- Las ganas de entrenar no cambian, cambian los objetivos. Cuando valoran tu trabajo, al final te desvives por lograr resultados. Cuando ves que te estrellas con un muro te desmotivas, porque ves que no te sirve de nada andar más. No es la misma confianza sabiendo que corres la próxima semana que dentro de un mes.

- ¿Qué tipo de equipo es Caja Rural?

- Un equipo que está creciendo, con gente que tiene muchas ganas de trabajar. Pese a nuestra humildad, somos ambiciosos porque tenemos corredores para hacer las cosas bien y eso se refleja en la carretera, porque no nos echamos atrás. Es mejor quedarse habiéndolo intentado que aguantar más sin haber dado la cara.

- En País Vasco seguirán por la misma línea...

- Daremos la cara. Ojalá luchemos por una etapa, pero desde luego está claro que vamos a dar guerra. Es muy complicado ganar, pero dar espectaculo no cuesta nada y lo vamos a hacer.

Semana importante

- Es una semana muy importante para el equipo...

- Sí, Estella y País Vasco son las carreras de casa, y donde tenemos que hacerlo igual o mejor que hasta ahora. Motivación nos sobra, y necesitamos que nos acompañen las fuerzas, porque la Vuelta siempre es muy dura. Dado el recorrido el objetivo será entrar en las escapadas, aunque dependerá el desarrollo de la carrera. Si llueve va a ser un País Vasco muy complicado para todos.

- Se trata de su primera participación en la ronda vasca. ¿Cómo la afronta? ¿Tiene alguna etapa en mente?

- Es mi carrera, es la primera vez que voy a correrla y por motivación que no quede, pero soy consciente de mis limitaciones en montaña, y desde luego, la etapa buena es la que termina en Murgia. Ojalá me encuentre como en Cataluña, pero estoy mentalizado que voy a sufrir.

- Se trata de otro paso más hacia el gran objetivo de la temporada...

- El objetivo es claro, nuestra meta es estar en la Vuelta a España. Tenemos que dar razones para que ellos confíen en nosotros y la mejor manera es pelear en todas las carreras y no tener miedo.

Fotos

Vídeos