La Diputación impone medidas correctoras al PGOU de Berango antes de su entrada en vigor

EVA MOLANOBERANGO.

La Diputación ha aprobado el nuevo PGOU de Berango, pero ha impuesto una serie de correcciones antes de su entrada en vigor. La administración foral también ha dado el visto bueno al informe de impacto ambiental del plan, indicando otra serie de medidas protectoras.

La empresa encargada de elaborar las nuevas normas urbanísticas deberá subsanar aspectos del texto como, por ejemplo, recoger la ordenación prevista para Mimenaga. En el apartado de Medio Ambiente, la Diputación también ordena que las zonas boscosas como el robledal de Iturgitxi, la falda sur del monte Agirremendi y la suroeste del Arikubieta deben calificarse como zonas de especial protección. «Son pequeñas correcciones técnicas, referentes a cómputos y cuestiones específicas. El equipo redactor tendrá listo el documento esta misma semana», explicó la alcaldesa, Anabel Landa.

La regidora afirmó que después, el Ayuntamiento deberá remitir el PGOU de nuevo a la administración foral, que revisará si se han recogido sus anotaciones. La entrada en vigor del documento, que tendrá ocho años de vigencia desde entonces, llegará tras su publicación en el boletín provincial. «Desconocemos la fecha concreta, pero podría ser en mayo», avanzó Landa. Hasta entonces, Berango se regirá por las actuales normas subsidiarias.

El pleno aprobó el PGOU de forma provisional justo hace un año, en marzo del 2010. Según el plan, en la localidad podrán construirse 2.321 viviendas, de las que 1.184 serán de VPO, 460 tasadas y 677 libres. El documento también añadía 80.000 metros cuadrados de suelo industrial y planteaba cerca de 95.000 de espacios libres, y la recuperación de edificios emblemáticos como la casa torre de Otxandategi.

Fotos

Vídeos