Patxi López: «Ojalá los tribunales legalicen Sortu»

Asume que un dictamen positivo del Supremo demostraría que el Estado de Derecho ha «obligado a ver la luz» a los radicales

E. C.BILBAO.

«Ojalá los tribunales legalicen Sortu», dijo ayer Patxi López. Si eso ocurriera, sería la demostración de que la democracia ha ganado, gracias a la firmeza del Estado de Derecho «que les ha obligado a ver la luz». Eso sí, el lehendakari, en una entrevista concedida a la agencia Efe, pidió que se deje a los magistrados del Supremo ejercer su labor sin interferencias. «Tendrán que ser los tribunales -los que ilegalizaron a Batasuna-, los que decidan si Sortu es heredera o no y si es una formación legal o no, y todos los demás debiéramos acatar esa decisión y no jugar a presionar de manera preventiva a los jueces».

En caso de que el dictamen judicial sea positivo «significará con hechos y pruebas que ese mundo quiere integrarse en democracia, que es lo que les hemos exigido siempre, que dejaran el respaldo a una banda terrorista y trabajaran con los demócratas por la desaparición de ETA», agregó López.

La izquierda abertzale ha ido por este camino «no porque de repente hayan visto la luz, sino porque los demócratas y el Estado de Derecho les han obligado a ver la luz», y por eso el lehendakari defiende «mantener esa política que determina que son ellos los que tienen que hacer los deberes».

Piden pasos al Estado

Sin embargo, en la izquierda abertzale ponen la pelota en el tejado del Gobierno. En un comunicado insisten en su apuesta «nítida» por avanzar hacia la «independencia por vías pacíficas y democráticas», por lo que «ahora la toca al Estado español cumplir con lo que una mayoría social de Euskal Herria le exige». Tras el alto el fuego de ETA «el Gobierno de Madrid y sus acólitos están muy lejos de mostrar la talla política» que la situación exige, por lo que les acusan de «cerrazón». Desde la izquierda abertzale se preguntan, tras las detenciones de esta semana, «dónde está la apuesta por las vías pacíficas y democráticas por parte de Madrid».