«Con este frontón la pelota vivirá un nuevo tiempo de esplendor»

En el bautismo del Bizkaia, Bilbao anuncia que el recinto está muy cerca de albergar la final del Parejas en abril

JUANMA MALLOBILBAO.
Iñaki Azkuna golpea una pelota en el estreno./
Iñaki Azkuna golpea una pelota en el estreno.

Bilbao y Vizcaya ya disfrutan de su frontón. De ese recinto tan deseado, tan anhelado en el territorio. De un rincón, moderno, que ayer se inauguró poco después de las doce del mediodía para reparar una deuda histórica con este enclave de algo más de 1,2 millones de habitantes. No se produjo el habitual corte de cinta, esa estampa típica de casi todas las inauguraciones. Como no podía ser otro modo, el bautismo del coloso Bizkaia, con 3.000 localidades, el más grande de Euskadi, se produjo con un saque de honor protagonizado por uno de los grandes campeones que ha dado esta tierra.

Jesús García Ariño, dos txapelas del Manomanista, disfrutó del orgullo -también de la responsabilidad- de lanzar la primera pelota contra el negro frontis de esta nueva casa de los aficionados a este deporte. Restó Iñaki Gorostiza, otro ilustre campeón de la provincia. Y a continuación, con la atenta mirada de Hilario Azkarate, el pionero de triunfadores, seis títulos individuales, tanto José Luis Bilbao como Iñaki Azkuna se animaron e imitaron a estos grandes con un material que luego firmaron y se llevaron de recuerdo de este instante mágico.

Eran las doce y media. Y los aficionados ya presumían de su nueva casa. «Con este nuevo frontón, la pelota debe salir fortalecida para vivir un nuevo tiempo de esplendor en Vizcaya», proclamó el diputado general.

De momento, sin embargo, los pelotazales deberán aguardar para visionar un partido profesional. Con los grandes. En primer término, gozarán de un encuentro de la liguilla de semifinales del Campeonato del Parejas el fin de semana del 19-20 de marzo. Pero el plato fuerte, «a falta de unos pequeños flecos», se paladeará el Domingo de Ramos. «Puedo anunciar que es intención de la Diputación que estas instalaciones alberguen su primera final el día 17 de abril. La del Parejas. No hay mejor arranque que una final, y en ello estamos», desveló Bilbao a pie de una cancha de 38 metros.

«¡Ya era hora!»

Antes el responsable foral efectuó un repaso de la vida de este deporte en Vizcaya. Habló de «momentos de apogeo y decadencia». «Pero la pelota mano no ha tenido la oportunidad de cuajar en Bilbao», lamentó y agradeció a Azkuna la cesión de los terrenos para levantar el Bizkaia. «Sino, Bilbao seguiría sin frontón y nuestros sueños de recuperar la pelota en la villa no serían hoy una realidad», destacó el diputado, escoltado por el trío de campeones que ha dado el territorio, el alcalde y por los niños de la Escuela de Pelota de Ortuella y los integrantes, chicos y chicas, de los equipos GRAVN de la provincia.

Ellos representan el futuro, como el recinto de Miribilla, bendecido por Jesús Garitaonaindia, rector de la Basílica de Begoña. «Espero que sirva para que la pelota mano renazca en Vizcaya y volvamos a tener campeones manomanistas como estos tres que tenemos aquí», deseó Azkuna, que, típico en él, tiró de humor. «No me jugaría yo el dinero por ellos ahora, pero en su época se podía jugar, porque eran tres fenómenos», les realzó el regidor de la villa. Un hombre que ha sufrido «envidia», «mucha envidia», al tener que seguir por televisión los grandes partidos, disputados siempre en otras ciudades.

Ahora, en cambio, los tendrá más cerca de casa, como los alrededor de dos centenares de espectadores -muchos bilbaínos apasionados de este deporte- que no se perdieron ese momento que quedará para la posteridad, que nunca se olvidará. «Queremos un frontón en el que se programen actuaciones, eventos, encuentros... Que la ciudadanía pueda participar», destacó Bilbao. Azkuna, a su lado, asentía y remató como Julián Retegui el viernes en este periódico: «¡Ya era hora!».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos