«Papá ha matado a mamá»

Una niña de 5 años residente en Reus salió sola de casa y se dirigió al colegio, donde alertó del crimen a sus profesores

CRISTIAN REINOBARCELONA.

Nueva jornada negra de violencia de género en España. Dos mujeres murieron ayer a manos de sus parejas. El crimen más espeluznante tuvo lugar en Reus. La víctima, una madre de 44 años golpeada y apuñalada hasta perder la vida por parte de su marido. Un guión de lo más común en un escenario bastante habitual, el domicilio familiar. Sin embargo, este asesinato tiene un elemento diferenciador. Un testigo de excepción: una niña de sólo cinco años que vela el cadáver de su madre durante la noche y, cuando se hace de día, sale de casa y encamina sus pasos al colegio para contar lo sucedido a sus maestros. Una amiga de la mujer, Sonia Muñoz, detalló la secuencia de los hechos. Visiblemente consternada, relató cómo «la niña ha llegado solita a la escuela y ha dicho que su padre ha matado a su madre y que estaba tirada en la cocina llena de sangre».

El aviso de la pequeña puso primero en alerta a los responsables de la escuela, situada a bastante distancia del domicilio familiar y, a continuación, a la Policía. Nada más acceder a la casa, los Mossos d'Esquadra comprobaron que no estaban ante una niña imaginativa. Montse M., española de 44 años y agente de seguros, yacía en el suelo de la cocina con claras señales de haber sido golpeada y acuchillada por la espalda.

Los agentes iniciaron la búsqueda del marido de la mujer y padre de la pequeña, un latinoamericano de 34 años, sin que anoche hubiese sido localizado. La investigación se centra en este hombre debido a que tenía una orden de alejamiento y había sido detenido anteriormente: en 2006 por malos tratos y, el año pasado, por incumplir una orden de alejamiento.

No obstante, medios próximos a la víctima informaron que la pareja se había reconciliado hasta el punto de que volvía a vivir en la casa de la mujer. La otra hija de Montse, de 15 años y fruto de un matrimonio anterior, no convivía con ella.

Pocas horas después de conocerse la muerte violenta de esta madre catalana, la Delegación del Gobierno en Valencia informó de un nuevo crimen machista. La víctima, una boliviana de 32 años asesinada por su pareja, un uruguayo de 74 años. El asesino fue detenido tras bajar a la calle diciendo que había matado a su esposa.

Según los vecinos, no hay constancia de que la mujer hubiera presentado denuncia alguna, pese a que en varias ocasiones habían oído «gritos y peleas». Con estos dos casos, suman cinco los asesinatos de mujeres a manos de sus parejas o excompañeros en febrero y trece desde que comenzó 2011. La trágica cifra duplica la registrada el año pasado en el mismo periodo. Finalmente, el cadáver de una mujer española de 34 años apareció anoche con heridas por arma blanca en una vivienda de Torrevieja (Alicante). La Guardia Civil no descarta ninguna hipótesis sobre las causas de la muerte.