«Nos han enterrado»

Vecinos de Nograro y Quejo se encuentran aislados desde diciembre por la construcción de un nuevo puente sobre el río Omecillo

FRANCISCO GÓNGORAVITORIA.
Arantxa Revuelta muestra las obras sobre el río Omecillo, en Villanueva de Valdegovía. ::                             BLANCA CASTILLO/
Arantxa Revuelta muestra las obras sobre el río Omecillo, en Villanueva de Valdegovía. :: BLANCA CASTILLO

«Nos han enterrado. Nuestros clientes se pierden y no viene nadie». La queja amarga es de Arantxa Revuelta, de la casa rural y restaurante Arauco, de Nograro. La construción de un nuevo puente sobre el río Omecillo obligó a cortar la carretera que une Villanueva y esta localidad en diciembre. La obra, promovida por la Diputación, ha hecho también mucho daño a los negocios de Villanueva situados en la orilla derecha del río. Entre ellos, el batzoki, un supermercado y una sucursal de la Caja Vital, al obligar a los vecinos a realizar largos trayectos.

«Si hay 3 kilómetros entre Villanueva y Nograro, con la carretera cortada se convierten en 5,5 y, además, hay que tomar un camino de parcelaria en muy malas condiciones desde Villanañe o una carreterita de montaña llena de baches y de animales que cruzan constantemente desde Espejo y Barrio. Es peligrosísimo, especialmente cuando nieva, porque no se ve la cuneta», cuenta Arantxa.

Los clientes que iban normalmente cada día a tomar algo al bar-restaurante de Nograro ya no lo hacen y los de fin de semana se pierden por los caminos. «He enviado varias cartas al Ayuntamiento y a la Diputación a ver si nos pueden dar una indemnización por los daños ocasionados. A nosotros y a los demás, porque el batzoki, que tiene servicio de bar, ha decidido cerrar», relata la propietaria del Arauco, que va a hacer patente su malestar con una pancarta este fin de semana durante la Feria de la Patata que se celebra en Espejo.

Pasarela peatonal

En estos momentos, los más afectados son la docena de vecinos de Nograro y Quejo, otra localidad cercana que utilizaba la misma carretera. Para los residentes de Villanueva de Valdegovía se ha dispuesto una pasarela peatonal, que obliga a dar un amplio rodeo.

El Departamento de Obras Públicas y Transportes de la Diputación, promotor de la obra, ha recibido la queja mediante carta. Un portavoz ha manifestado que «comprendemos la situación, pero esta obra ha estado llena de problemas y retrasos desde que comenzó en el otoño de 2009 la adecuación del río para evitar inundaciones y la ampliación de la travesía del pueblo. Esperamos que a finales de marzo esté concluido el puente», subrayaron desde la Diputación. En otoño de 2009 se paralizó la obra por falta de permisos y en verano de 2010, por coincidir con la época de celo del visón europeo. Los vecinos desconfían de estos anuncios y se desesperan porque si el puente se abre en abril, habrán pasado casi 5 meses casi incomunicados.

La petición de indemnizaciones por años causados por las obras públicas no se contempla en los presupuestos, pero las administraciones oyen las demandas cuando se producen circunstancias extraordinarias. Es el caso de las actuales obras del TAV en Aramaiona.

Fotos

Vídeos