Una vez a la semana es poco para ellas

Un estudio revela que siete de cada diez españolas tienen sexo cada siete días; casi todas quieren más Un 29% de las mujeres no se acuesta con su pareja porque le huele el aliento y otro 16% porque él sufre episodios de impotencia

FERMÍN APEZTEGUIABILBAO.
Una vez a la semana es poco para ellas

Las mujeres son más ardientes de lo que piensan los hombres. Al menos eso es lo que sugiere un estudio dado a conocer ayer, que revela que siete de cada diez españolas tienen sexo con sus parejas una vez a la semana, pero quieren más. No les resulta suficiente. El resultado de la encuesta refrenda una tesis realizada en las consultas de Reproducción Asistida que constató algo tan llamativo como que la escasez de relaciones sexuales era una de las posibles causas por las que muchas mujeres no lograban quedarse embarazadas. El estudio dado a conocer ayer ha desconcertado, sin embargo, hasta a los propios sexólogos. «No es esto lo que vemos en nuestras consultas», reconocieron los propios especialistas que presentaron el trabajo.

El trabajo, contratado por una compañía farmacéutica que comercializa un conocido remedio contra la disfunción eréctil, es el resultado del análisis de 2.500 encuestas realizadas en cinco países europeos a mujeres con pareja estable. 500 alemanas y otras tantas austriacas, españolas, portuguesas y suecas participaron en el estudio, con el sugerente título de '¿Qué quieren las mujeres?'. Las más fogosas resultaron ser las portuguesas: cuatro de cada cinco tiene relaciones con su pareja una vez a la semana. Tras ellas, las españolas, por delante de las suecas, que llevaban la fama.

«Lo que vemos en las consultas es una realidad bien distinta», afirmaron los sexólogos Vicente Bataller y Miren Larrazabal, que presentaron la investigación. A su juicio, el estudio pone de manifiesto, sin embargo, que la mujer española «comienza a manifestar sus deseos, aunque otra cosa es que lo exprese en la cama o a su pareja», dijeron.

El trabajo dice, en concreto, que el 75% -tres de cada cuatro mujeres españolas- están satisfechas con la frecuencia de sus relaciones sexuales. Aún así, les gustaría incrementar su número de contactos. El 81% destaca, además, la importancia que dan a tener una vida sexual satisfactoria. «Bajo los síntomas de una insatisfacción sexual subyacen muchos problemas de pareja», lamentó Bataller, que destacó el hecho preocupante de que las parejas busquen cada vez menos tiempo para entregarse al placer.

El catedrático de Ginecología de la Universidad del País Vasco Gorka Barrenetxea ahondó ayer en esta cuestión. Un informe presentado hace unos años en el congreso nacional de fertilidad humana concluyó que una de las razones que impedían el embarazo era la baja frecuencia en las relaciones sexuales de las parejas españolas. Había otras causas, más clásicas, que lo dificultaban -aún hoy-, como la edad cada vez mayor de las mujeres que buscan su primer hijo y la peor calidad del semen de sus parejas; pero una de ellas era que se practicaba poco el coito.

Eyaculación precoz

«Existe la falsa idea, bastante extendida, de que la calidad del semen es peor cuantas más veces haces el amor. Ya entonces vimos que muchas mujeres no tenían suficientes relaciones como para quedarse embarazadas. Es decir, que si buscas un niño, hacerlo una vez por semana es insuficiente», explica Barrenetxea, jefe de servicio de Ginecología del hospital Quirón Bizkaia.

Pero, si quieren más sexo, ¿por qué no lo practican? El estudio presentado ayer también da algunas pistas sobre esta cuestión. El peor aliado de una relaciones sexuales placenteras es la halitosis. Un 29% de las encuestadas coincide en que no se acuesta más con su pareja porque no se cepilla los dientes todo lo que sería oportuno. Otro 16%, una de cada seis, atribuye la pérdida de la libido a los problemas de erección de su pareja, uno de los obstáculos más sencillos de superar en la actualidad si se consulta con el médico, según recuerdan los especialistas. «Aún existe mucho prejuicio», comentaron Bataller y Larrazabal.

La eyaculación precoz del varón es la causa que provoca la negativa de la mujer en otro 12% de los casos; y hay otro 20% que pierde el interés a causa del egocentrismo masculino. Lamentan que muchos hombres, especialmente los de más edad, sólo piensan en su propio placer.

Y no sólo una de cada siete mujeres querría una vida sexual más activa. En contra de lo que pueda creerse, hay «más hombres de los que pensamos» que no siempre están dispuestos a dar a sus parejas todo lo que ellas les piden. «En ocasiones, sus negativas tratan de ocultar un problema de disfunción eréctil», destacó Miren Larrazabal. Un 29% de las encuestadas reconoce que su pareja ha sufrido alguna vez un episodio de este tipo. Dos millones de españoles padecen este problema, y sólo el 16% acude a la consulta del especialsita.