«En 140 caracteres no cabe la ironía ni el análisis profundo»

No hay gurú más destacado en España en materia de redes sociales, además de uno de los más activos opositores a la ley Sinde. Solo en Twitter acumula 124.000 seguidores. Y no duda en alertar de los 'pecados' que pueden cometerse en la red. «Los 140 caracteres dan para lo que dan. Intentar en ese espacio usar la ironía o hacer un análisis profundo es, cuanto menos, arriesgado». El profesor del IE Business School alerta de que el tipo de interacción que existe en Twitter «hace pensar a muchos usuarios que están en un foro personal, un grupo de amigos que conocen y controlan. Pero los 'retuiteos' llevan tu mensaje a un foro extraño y más abierto».