30.000 pasajeros el año pasado

Alrededor de 30.000 personas se subieron al tren de La Robla el año pasado, según los datos de los que dispone Feve. La entrada en servicio de la serie 2900 permitirá a la compañía ajustar en cada momento su oferta a la demanda existente. «Contamos ya con diez unidades de este tipo -se prevé que se incorporen dos más- y se pueden enganchar unas a otras en el caso de que sea necesario», apuntan fuentes de la empresa pública.

De hecho, los pequeños convoyes sólo funcionan de lunes a jueves. Los fines de semana se fletan unidades de la serie 2700, que cuentan con más del doble de capacidad. En verano, el número de pasajeros se dispara, por lo que Feve también pondrá en circulación los trenes de mayor aforo. Esta flexibilidad permite atender solicitudes especiales, como personas que desean viajar en grupo o usuarios que transportan bicicletas.

Fotos

Vídeos