Se venden doce chillidas en las campas de Florida

Coleccionistas de todo el mundo visitan la muestra de las esculturas puestas en el mercado por la familia del artista

Se venden doce chillidas en las campas de Florida

Al mismo tiempo que barruntaba la idea de clausurar el museo Chillida Leku por problemas presupuestarios, la familia del genial artista vasco ultimaba los detalles de otra no menos trascendental operación, sobre todo para los grandes coleccionistas de arte ávidos de sumar a sus adquisiciones alguna obra del escultor donostiarra. Por primera vez desde su muerte en 2002, sus allegados han decidido recurrir a los fondos que permanecían reservados en la zona privada del recinto de Hernani para poner a la venta una docena de obras de grandes dimensiones que el artista había moldeado a partir de los años 80. La logística ha quedado en manos de la casa Sotheby's, especializada en la comercialización de este tipo de grandes esculturas diseñadas para espacios abiertos.

Tras seis meses de preparativos, el pasado 1 de enero se inauguró en un bucólico paraje de Florida (el campo de golf de Isleworth, en Windermere) una gran exposición con las doce piezas seleccionadas por la familia -diez creadas en acero y dos en granito- que en esta ocasión no serán subastadas, sino puestas en el mercado mediante «una venta privada». De ahí que, aunque está previsto que la muestra permanezca abierta hasta abril, podría darse la circunstancia de que el lote se vendiera en tan sólo un mes y se diera por tanto por finalizada, o que llegue la primavera y no se haya logrado ninguna venta. De momento, los promotores ni confirman ni desmienten transacción alguna durante estas primeras semanas y evitan dar detalles sobre el precio marcado para cada una de las piezas. Son datos confidenciales. Sólo es público que han sido fijados «de manera conjunta» entre la familia y Sotheby's. «Sabemos que la muestra ha desatado un interés enorme en todos los rincones del mundo. Esperamos la visita de muchos coleccionistas y, de hecho, en estos pocos días ya hemos recibido a unos cuantos», desvela Alexandra Schader, directora de Arte Moderno y Contemporáneo de Sotheby's España.

Con invitación previa

Los organizadores de la muestra apuestan sobre todo por coleccionistas norteamericanos debido a la proximidad geográfica, aunque son conscientes del «interés por viajar hasta Florida» suscitado entre posibles compradores europeos y asiáticos, un mercado este último que históricamente no ha tenido acceso a piezas de Eduardo Chillida. «Alguno de ellos volará exclusivamente hasta Estados Unidos para poder contemplar las obras in situ, aunque evidentemente la mayoría estudiará las esculturas por Internet y a través de nuestro catálogo, en cuyas fotografías se aprecian las piezas al detalle y cómo se relacionan con el entorno», explica Schader.

En este punto entra en juego el lugar elegido para montar la exposición. Sotheby's dispone de dos recintos en todo el mundo capaces de albergar una presentación de este tipo -la pieza más grande pesa treinta toneladas-. Uno de estos parajes son los jardines Chatsworth de la casa de los duques de Devonshire, en Inglaterra, que cada año acoge una exposición de escultura monumental. El otro es el campo de golf de Isleworth, un complejo residencial de altísimo nivel ubicado en la localidad de Windermere, en las cercanías de Orlando. El recorrido es una alfombra verde con multitud de lagos, pequeñas colinas y zonas arboladas, «el entorno ideal» para albergar piezas de gran formato y «muy similar» al que ofrece Chillida Leku.

La exclusividad del recinto impide la entrada libre a la exposición y debe ser la casa Sotheby's la que organice las visitas mediante un sistema de cita previa. Los posibles compradores no tienen obligación de depositar ningún tipo de señal, pero sí deben ser invitados directamente por la firma promotora. «Nuestros especialistas en todas las partes del mundo mantienen siempre un contacto muy cercano con los coleccionistas y les proponen individualmente visitar Isleworth», reconoce la directora de Arte Moderno y Contemporáneo de Sotheby's España.

Transporte por barco

La logística desplegada para montar la exposición requirió de un «estudio minucioso», tanto para la recogida de las piezas en Chillida Leku -«la operación fue muy bien gracias al apoyo y conocimientos del museo»-, como para su transporte en barco desde Guipúzcoa a Florida y su posterior colocación en Isleworth, donde también participaron especialistas en esculturas monumentales. «En total, toda la operación de traslado ha requerido un mes», concreta Schader.

Hasta Florida también viajaron varios representantes de la familia, entre ellos Ignacio Chillida, hijo del escultor, que seleccionó los emplazamientos exactos de cada obra en el campo de golf. «Este punto era crucial, porque para Eduardo Chillida los espacios positivos y negativos, lo que la pieza acoge en su interior y define en su exterior, eran muy importantes en su filosofía», remarca Alma Luxembourg, directora de ventas privadas de Sotheby's Europa. «La perfecta interacción de las esculturas con su entorno era fundamental para la visión de los trabajos y tuvimos especial cuidado en elegir la ubicación que el artista hubiera querido para exponer su obra», aclara.