Metro arranca a fin de mes las pruebas para llegar a Basauri el 26 de febrero

La inauguración de la estación de Ariz anticipa la extensión del suburbano al centro de la localidad, previsto para noviembre

LEIRE PÉREZBASAURI.
Los conocidos 'fosteritos' comenzaron a instalarse a principios de diciembre. ::
                             MITXEL ATRIO/
Los conocidos 'fosteritos' comenzaron a instalarse a principios de diciembre. :: MITXEL ATRIO

Ya queda poco para que los vecinos de Basauri se aprovechen de los beneficios que conlleva el metro. El 26 de febrero se inaugurará la estación de Ariz. Se cumple así el plazo previsto por Euskal Trenbide Sarea, que, en un primer momento, barajó la llegada del suburbano el 19 de febrero, «pero, como nuestro tope era marzo, hemos preferido retrasar una semana el acto por cuestiones de organización».

Antes de que el convoy con pasajeros circule, se debe descartar cualquier deficiencia o error de cálculo en la construcción. Por ello, a finales de este mes comenzarán a circular las primeras unidades a modo de ensayo. La denominada 'prueba de gálibo' testará si la distancia entre el tren y los equipos externos de la vía es la adecuada, tanto con la unidad parada como en velocidad.

En Ariz, los ciudadanos podrán acceder al ferrocarril metropolitano de Bilbao a través de la calles Nagusia, Valencia y León. Si bien este será sólo el primer desembarco en el municipio. El siguiente está previsto para el mes de noviembre y con él se completará la llegada al centro de la localidad a través de los accesos por las calles Basozelai, Bidasoa y Gipuzkoa.

La extensión del metro a Basauri supone una revolución en cuestión de accesibilidad, ya que sus más de 43.000 vecinos podrán utilizar este transporte para comunicarse con el resto de municipios por el que circula el suburbano y, sobre todo, para tener Bilbao más a mano. El tramo Etxebarri-Basauri transcurre soterrado, excepto algo menos de cien metros a cielo abierto. Más de 2,3 kilómetros que en algunos puntos han supuesto un verdadero reto por la difícil orografía. «La topografía presenta desniveles importantes, así como una geología un tanto cambiante», reconocían desde Euskal Trenbide Sarea en el arranque de las excavaciones, hace más de tres años. A pesar de la dificultad de las obras, especialmente en el tramo final, y de pendientes de hasta 5,5% en algunos tramos, el presupuesto inicial se ha mantenido. La llegada del metro costará 57, 8 millones de euros.

Dos líneas de metro

La de Ariz y Basauri, en cualquier caso, no serán las únicas paradas del municipio. En un futuro contará con un acceso más, el que se creará en la estación intermodal de Sarratu y que dará servicio a una zona en expansión en la que está prevista la construcción de 3.000 viviendas. En esta infraestructura, pararán también los trenes de la Línea 5, que previsiblemente llegarán hasta el hospital de Usansolo. Así, los basauritarras quedarán unidos por metro tanto sentido a la capital vizcaína como hacía Galdakao y su hospital.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos