El BEC remata su construcción 6 años después de inaugurarse

El PP denuncia que el Ayuntamiento de Barakaldo quiere abonar al recinto ferial 240.000 euros por facturas «irregulares»

OCTAVIO IGEABILBAO.

El Bilbao Exhibition Centre (BEC) cumplirá el próximo mes de mayo siete años de vida, pero sigue de estreno. Sus instalaciones por fin se han rematado. El recinto ferial ha finalizado en 2010 sus obras de construcción levantando cerca de Retuerto un pabellón de servicios que incluye almacenes y vestuarios. Ahora le toca saldar cuentas tras liquidar el convenio que mantenía con el Ayuntamiento de Barakaldo mientras se prolongaban las reformas. El acuerdo se extinguirá durante los próximos días y obligará a los gestores de la feria a abonar al Consistorio dos millones de euros en concepto de impuestos.

Pese a tener una representación mínima, el Ayuntamiento de Barakaldo es uno de los accionistas del BEC. Esa titularidad exime al recinto ferial de pagar ciertos cánones municipales a cambio de, por ejemplo, ceder sus locales al Consistorio a un precio menor. Esos intercambios mantenían el abono de varios tributos en el aire, pero el cierre del convenio ha obligado a clarificar las deudas.

Los pagos serán, no obstante, mutuos. El pleno del Ayuntamiento debatirá hoy el desembolso al BEC de 243.374 euros para saldar varias facturas emitidas por «la prestación de diversos servicios». En concreto, los recibos se refieren a 'debes' sobre las últimas ediciones de Nagusi, la feria de la tercera edad, y Expovacaciones, entre otros. También incluye el coste de al menos una treintena de entradas para los conciertos ofrecidos en el recinto por Miguel Bosé y los grupos Pereza y El Canto del Loco. Su abono desató ayer las iras de los representantes del PP, que señalaron que las facturas son «irregulares», ya que no fueron adquiridas de acuerdo a los trámites formales necesarios. «Quieren que sean sufragadas con dinero público, pero no parece que adquirirlas sea un gran servicio a los vecinos», lamentó Antón Damborenea, presidente del PP en Vizcaya, tras asegurar que «no contribuiremos a admitir contrataciones a dedo hechas por el alcalde».

Portavoces del equipo de gobierno baracaldés -PSE- replicaron ayer que la compra de las entradas se engloba dentro de «las actuaciones protocolarias de cualquier institución. Parece desmedido que un partido base su oposición a unas facturas en saber quién ha recibido unos pases que han supuesto el 0,4% del pago total que requiere el BEC».