El tranvía que unirá Leioa y Sestao tomará forma a lo largo de 2011

Transportes adjudica por 560.000 euros la redacción del proyecto, que incluye un puente elevable para 'salvar' la ría

EVA MOLANOLEIOA.
El tranvía que unirá Leioa y Sestao tomará forma a lo largo de 2011

El tranvía que unirá las dos márgenes de la ría ya está un poco más cerca de ser una realidad. El Departamento de Transportes del Gobierno vasco ha adjudicado la redacción del tramo que conectará la parada de metro de Leioa con la futura estación intermodal de Urbinaga, en Sestao. Además de concretar el recorrido, el proyecto, la segunda fase de una ambiciosa actuación que pretende unir mediante el tren ligero el campus de la Universidad del País Vasco (UPV) y Barakaldo, incluye la construcción de un puente elevable de 150 metros que permitirá 'salvar' la ría.

Según las estimaciones que maneja Lakua, el tramo que conectará Leioa y Sestao será 'dibujado' durante 2011 y podría empezar a construirse al año siguiente. El presupuesto de la obra ronda los 67 millones de euros y se calcula que podría llegar a sumar 3,2 millones de pasajeros anuales. El tren ligero continuará hasta la UPV por el trazado que comenzará a construirse en Leioa en octubre de 2011, con un total de nueve paradas entre el metro y la facultad de Bellas Artes.

Precisamente, el objetivo del tranvía entre Leioa y Urbinaga es establecer una segunda conexión entre las líneas 1 y 2 del suburbano para complementar la que ya se desarrolla en la parada de San Inazio. El enlace se potenciará con la construcción del intercambiador de Urbinaga, en el que tranvía y metro coincidirán con los trenes de cercanías que enlazan Bilbao con Santurtzi y Muskiz.

Resuelto el concurso público, la UTE Fulcrum-Arenas y Asociados será la encargada de redactar el proyecto del tranvía Leioa-Sestao, una actuación que deberá estar resuelta dentro de unos nueve meses. El trazado de este tramo tendrá una longitud de 1.702 metros y dos paradas en el municipio de Sestao: Rivas y Urbinaga. La plataforma sobre la que transcurrirá el tren ligero partirá junto a las cocheras y talleres de Leioa y discurrirá en su práctica totalidad sobre un viaducto. Lo llamativo es la solución adoptada para atravesar la ría: un puente elevable que tendrá una longitud total de 370 metros y una anchura de 19 para permitir la coexistencia de una vía doble de circulación, un bidegorri y también un paso para peatones. Al alzarse, la plataforma «podrá alcanzar una altura similar a la del Puente Colgante», precisaron portavoces de Eusko Trenbide Sarea (ETS), sociedad dependiente de Transportes. Tras sopesar varias alternativas, los técnicos se han decidido por un puente elevable ya que «ofrece una mayor economía de maniobra en cuanto a tiempos de apertura y cierre». El lapso previsto para que la infraestructura se eleve y vuelva a su posición inicial rondará los dos minutos.

Integración urbana

Tras cruzar el viaducto en dirección hacia Sestao, el tranvía transitará por el entorno de la empresa Arcelor Mittal. Después, cruzará las vías del ferrocarril Bilbao-Santurtzi para acceder a la futura parada de Rivas, situada junto al apeadero de Cercanías de Renfe. Desde ETS aseguran que el diseño de la primera estación del tren ligero en la Margen Izquierda buscará «una total integración del trazado con el entorno urbano». Y es que aquí descenderán los peatones y ciclistas que hayan cruzado la ría por el viaducto. Mientras, el tren ligero continuará hasta Urbinaga, pasando por el actual aparcamiento de la estación de Sestao.Poco antes de llegar, y con el fin de superar el Eje del Ballonti, el tranvía atravesará un pequeño túnel para acercase a su destino. La estación de Urbinaga estará ajardinada, a modo de parque. Los andenes se situarán al nivel de la acera y de la entrada del intercambiador.

Fotos

Vídeos