Muskiz afirma que el dragado recrudece los efectos del temporal en las dunas

SERGIO LLAMASMUSKIZ.

El temporal del pasado noviembre causó estragos en la zona de dunas de la playa de La Arena, un entorno que había sido intervenido en varias ocasiones en los últimos años y que se encontraba en recuperación. El fuerte oleaje traspasó la barrera vegetal existente y se llevó buena parte de la arena por el efecto rebote de las olas. Ahora el Ayuntamiento invertirá 6.000 euros en recuperar ese espacio natural a partir del próximo noviembre. El alcalde, Gonzalo Riancho, culpó del daño causado al dragado que se realiza en las inmediaciones para dotar de rellenos al puerto. «Las consecuencias en el entorno pueden ser irreversibles y por eso iniciaremos las acciones legales que estén en nuestra mano», advirtió.

El Consistorio de Muskiz ha enviado esta semana una carta a la Demarcación de Costas para pedirle permiso para intervenir en las dunas. En otro escrito el Ayuntamiento también le ruega que detenga la segunda fase del dragado iniciada este mes hasta conocer sus consecuencias en toda la zona, incluidas las marismas. «En ella advertimos que recurriremos la vía contencioso administrativa pidiendo medidas cautelares, en el caso de que no se obtenga una respuesta en los plazos establecidos por la ley», avanzó Riancho.

Fotos

Vídeos