La nueva casa de cultura de Romo enfrenta a PNV y PP

TXEMA IZAGIRREGETXO.

PNV y PP saltaron ayer a la arena ante la discordia por la Kultur Etxea de Romo. Los jeltzales no digieren otra negativa sobre un nuevo equipamiento cultural, mientras que los populares defienden que el alcalde, Imanol Landa, quiere «hipotecar el pueblo».

Landa denunció «la marginalidad en la que la señora Arrúe -portavoz del PP en el municipio- pretende situar al barrio getxotarra». La máxima autoridad local no entiende la contradicción del PP: «Aducen razones económicas, cuando saben que el compromiso presupuestario con esta nueva inversión ya está garantizado, y cuando llevan toda la legislatura diciendo que al Ayuntamiento le sobra el dinero y lo tiene en el banco». Tras asegurar que el equipo de Gobierno apuesta por la revitalización de Romo, censuró que los populares quieran «dejar Getxo anclado en el siglo XX, con equipamientos obsoletos que no dan la respuesta que nuestra ciudadanía requiere para el siglo XXI».

En la orilla opuesta se situó el PP. El concejal Eduardo Andrade protestó porque «la financiación de una Kultur Etxea de siete pisos de altura no está garantizada, sino basada en créditos de compromiso: en 2011 y 2012 se pedirán a los bancos 5,8 millones».

Andrade negó que «Romo necesite un equipamiento con fines socioculturales, cuando en el parking de Sarajevo construirán otro edificio con idéntico objetivo». A continuación se preguntó si Landa necesita «tantas salas para que las ocupen las asociaciones vecinales que se están creando en Getxo por su mala gestión».

Andrade admitió ayer que pidieron en la comisión de Urbanismo suspender el inicio de la construcción de este nuevo edificio. «Es que sumarle a los 40 millones de gasto del Getxo Antzokia los siete del Aula de Romo nos dejaría en una situación económica grave».

Fotos

Vídeos