«Eibar fue la primera ciudad de Guipúzcoa en la que nació la conciencia social»

Castells ofreció una charla el pasado viernes en Portalea sobre el nacimiento de los movimientos obreros en la villa armera

RICARDO DIEZEIBAR.
El catedrático en Historia Contemporánea, Luis Castells, ofreció una charla en Eibar. ::
                             E. C./
El catedrático en Historia Contemporánea, Luis Castells, ofreció una charla en Eibar. :: E. C.

El catedrático en historia contemporánea de la UPV Luis Castells ofreció el pasado viernes una charla en la que analizó la llegada de los movimientos obreros a la villa armera a finales del siglo XIX, y la toma de conciencia de clase por parte de los trabajadores. Bajo el título 'Nacimiento y auge de la conciencia social en Eibar (1890 - 1923)', hizo un repaso al periodo histórico en el que ideologías como el socialismo fueron penetrando en la población obrera del municipio.

-¿Cuándo habla de conciencia social, en qué sentido lo hace?

-Cuando digo que nació una conciencia social en Eibar, me refiero a que surgió, dentro de la masa obrera, una conciencia de pertenecer a una clase social. El proceso de industrialización que vivió el municipio en aquella época, trajo consigo que la población obrera aumentase. Se generó un sentimiento de clase entre este colectivo, y eso llevo consigo a que comenzara a organizarse desde el punto de vista sindical y político.

-Este proceso sería común a todas las zonas industriales de Euskadi.

-Si, pero Eibar fue uno de los primeros municipios en el que los obreros tomaron conciencia de clase. Desde luego, fue la primera población de Guipúzcoa en hacerlo, mientras que en Vizcaya estaba ocurriendo lo mismo en Bilbao y sus alrededores. Hay que tener en cuenta que en Eibar, a diferencia de la mayor parte de Guipúzcoa, había una cultura liberal y republicana muy asentada para finales del siglo XIX. Eso facilitó la entrada de las ideologías que defendían los derechos de las clases obreras frente a los abusos de los patronos o empresarios. De este modo, diferentes ideologías como el comunismo, el socialismo o el anarquismo pudieron coger más fuerza en Eibar que en otros lugares de Euskadi.

-¿Fueron aquellos los años del nacimiento del socialismo eibarrés?

-Si. Primero surgió como movimiento laboral. En Eibar, además, tuvo una penetración laboral muy significativa, como lo demuestra el hecho de que contaba con una afiliación sindical muy grande. La influencia política, sin embargo, fue menor en un principio. Aunque poco a poco fue ganando terreno también en este ámbito, y para 1920, el partido socialista se convirtió en la primera fuerza política en el Ayuntamiento de Eibar.

Pocos conflictos

-¿Se dieron muchos conflictos en Eibar tras el surgimiento de los movimientos obreros?

-No, mucho menos de lo que se podía pensar teniendo en cuenta la fuerza con la que entró la conciencia de clase en el municipio. Lo que pasa es que en Eibar el obrero se sentía parte del producto que estaba elaborando. La industria armera, por ejemplo, era tomada como algo propio por parte de los trabajadores, como algo patrimonial. De este modo, no se plantearon grandes conflictos reivindicativos, aunque si que se convocaron varias huelgas, una en 1897, y otra en los años 20.

-¿Qué ha supuesto el surgimiento de los movimientos obreros de finales del XIX y principios del XX para lo que es hoy en día Eibar?

-Todo se transforma y en tanto tiempo el municipio ha cambiado muchísimo. Sin embargo, siempre quedan sedimentos culturales del pasado que siguen funcionando. Por ejemplo, se sabe que Eibar es de tradición socialista y hoy en día lo sigue siendo, aunque se trata de un socialismo adaptado a los tiempos que corren.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos