Las dragas regresan a La Arena

'Vox Maxima', un barco de 198 metros de eslora, extraerá 2,4 millones de metros cúbicos de rellenos para el Superpuerto

SERGIO LLAMASMUSKIZ.

Tres días después de que el Ayuntamiento de Muskiz solicitara la paralización del dragado tras constatar la pérdida de 13.000 metros cúbicos de arena como consecuencia de los temporales, la Autoridad Portuaria hizo público ayer que la segunda fase de los trabajos de extracción ya ha arrancado. En esta etapa está previsto dragar otros 2,4 millones de metros cúbicos en el Abra exterior, «en una zona de dominio público marítimo portuario». Una cantidad que, como recordaron los portavoces del organismo autónomo, es la «aconsejada» por AZTI-Tecnalia en su estudio de seguimiento ambiental. «Este cálculo se ha realizado dejando un metro de espesor de arena, con el objetivo de permitir la recuperación de las especies bentónicas propias de dicho sustrato», aseguraron las mismas fuentes. El material recolectado servirá para dotar de rellenos a la ampliación que se acomete en el Superpuerto.

La draga encargada de los trabajos será la 'Vox Maxima', fabricada el pasado año en los Países Bajos. Se trata de una embarcación de 198 metros de eslora, 31 de manga y una capacidad para más de 31.000 metros cúbicos. Según revela la compañía Van Oord en su página web, el buque puede succionar a 125 metros de profundidad y tiene un peso superior a las 53.000 toneladas.

Los rellenos obtenidos por 'Vox Maxima' servirán para completar la finalización del muelle AZ-2, después de que los 2,6 millones de metros cúbicos extraídos entre el mes de diciembre de 2009 y febrero de 2010 permitieran finalizar el AZ-3. «Esta extracción se lleva a cabo porque todos los informes de organismos y empresas independientes han avalado, una vez más, que este dragado no tiene incidencia alguna ni en la playa de La Arena ni en el ecosistema de la zona», insistió un portavoz del Puerto.

Aparición de piedras

Lo hacía después de que el pasado sábado una nueva concentración de vecinos reclamara otra vez la paralización de los trabajos. Tanto la Plataforma de usuarios de La Arena, que se constituyó en 2009, como el Ayuntamiento de Muskiz exigieron entonces que se realizara un «seguimiento durante varios años» antes de retomar las extracciones. Su propósito era constatar cómo se recuperaba la franja litoral tras la pérdida documentada de 13.000 metros cúbicos de arena entre los meses de mayo y noviembre.

Entre las principales alarmas planteadas por los vecinos está la aparición de numerosas piedras en la playa de La Arena. Algo que el Puerto ya ha negado que esté relacionado con los trabajos, a pesar de que «entiende la incertidumbre» que se ha generado entre la población. «Los estudios llevados a cabo confirman que en ningún caso la presencia de bolos o piedras en el arenal se puede atribuir al dragado. Hay constancia fehaciente en las hemerotecas de su preexistencia, desde hace muchos años, por causas ajenas a los trabajos ejecutados por la Autoridad Portuaria y, desde luego, antes del inicio de los dragados», reveló.

Las mismas fuentes reiteraron ayer que, «si existiera la más mínima duda sobre la legalidad de los trabajos o su incidencia en la playa o en los ecosistemas, las autoridades competentes ya hubieran suspendido las obras y la propia Autoridad Portuaria no los hubiera iniciado».

Fotos

Vídeos