El PP abre en Euskaltzaindia un histórico acercamiento al mundo del euskera

Basagoiti participará el próximo martes en un encuentro con sectores euskaltzales para defender la libertad lingüística, sin politización

JOSÉ MARI REVIRIEGOBILBAO.
Antonio Basagoiti, durante un acto electoral del pasado año, con el lema del partido en euskera. ::                             JESÚS ANDRADE/
Antonio Basagoiti, durante un acto electoral del pasado año, con el lema del partido en euskera. :: JESÚS ANDRADE

El Partido Popular de Euskadi ha decidido dar un paso sin precedentes en su acercamiento al euskera. Ha organizado un encuentro con destacados representantes del mundo euskaltzale para debatir sobre el presente y el futuro de este idioma, con el objetivo de defender su utilización sin hipotecas partidistas y de abogar por la libertad lingüística en un clima de normalización social. Promovida por la Fundación Popular de Estudios Vascos, que es el foro de debate impulsado por este partido, la cita tendrá lugar el próximo martes, día 14, en un simbólico escenario: la sede de Euskaltzaindia, situada en la plaza Nueva de Bilbao. Entre otros, participarán en la conferencia el propio presidente de la Real Academia de la Lengua Vasca, Andrés Urrutia, y su homólogo en Eusko Ikaskuntza-Sociedad de Estudios Vascos, José María Muñoa. El PP estará representado en este histórico cónclave por su líder, Antonio Basagoiti, quien animará a despojar de cualquier conflictividad el uso del euskera.

La charla contará además con la participación de Kepa Aulestia, analista político de EL CORREO y ex secretario general de Euskadiko Ezkerra; y de Joseba Arregi, consejero de Cultura en el Gabinete de José Antonio Ardanza y hoy presidente de la plataforma Aldaketa. Bajo el título 'Perspectivas del euskera en el siglo XXI', los ponentes ofrecerán un análisis sociológico y político sobre la situación de la lengua vasca y sus retos de futuro, en una conferencia en la que se expresarán también en castellano.

El PP ha contado con la colaboración de la Fundación Popular de Estudios Vascos en este camino de confluencia con las más importantes instituciones de defensa del euskera del país. A punto de cumplir su primer año de actividad, la entidad que dirige Carlos Olazabal se ha caracterizado por organizar mesas redondas con temas de actualidad para Euskadi como el futuro de Urdaibai, la necesidad de transparencia en las administraciones vascas y la búsqueda de soluciones para la crisis económica.

Esta vez le llega el turno al euskera, uno de los temas más sensibles en las discusiones de los partidos. El uso y difusión de la lengua vasca se ha llegado a convertir en un arma arrojadiza en el debate político y en foco de profunda división entre formaciones nacionalistas y no nacionalistas, lo que ha desvirtuado por completo su carácter como punto de encuentro, clave en la educación y el enriquecimiento de la cultura vasca. El último ejemplo de ello tuvo como escenario el Día Internacional del Euskera, celebrado el viernes, jornada saldada con un duro cruce de reproches entre el diputado general de Vizcaya, el jeltzale José Luis Bilbao, y la consejera de Cultura del Ejecutivo socialista, Blanca Urgell.

El Partido Popular ha concedido una notable importancia a la política lingüística en el pacto con el PSE que aupó a Patxi López a la Lehendakaritza. Ambos partidos se han comprometido por garantizar la libre elección de la lengua vehicular en la enseñanza y por evitar perjuicios en el acceso a cualquiera de las dos lenguas oficiales del País Vasco. En este debate, las posiciones más recias del PP, especialmente vehemente en el apoyo al modelo A, han podido ser vistas con ojos críticos en algunos sectores. De forma paralela, han compaginado estas reivindicaciones con un apoyo presupuestario a los euskaltegis municipales y al plan de euskaldunización Habe.

«No somos enemigos»

«Nosotros no somos enemigos del euskera», advierte un cargo del PP, organizador del cónclave en Euskaltzaindia. Precisamente, los promotores conciben esta conferencia como un reflejo de la pluralidad de la sociedad y de comunión con la lengua vasca, al margen de cualquier utilización política después de «demasiados años de radicalismo» en el debate. Con la idea de «superar los desencuentros», los populares aspiran a conciliar los derechos de los euskaldunes y de los castellanoparlantes para que «cada cual desarrolle sus opciones lingüísticas individuales desde la libertad» y con sus derechos garantizados.

Esta apuesta «natural» por el bilingüismo ha tenido ya algún reflejo en la imagen corporativa del PP, que ha aumentado el uso del euskera en sus comunicaciones, en la campaña electoral que abandera con el eslogan 'Zure aukera' -'tu oportunidad'- y en su propia página web, que luce de fondo una ikurriña difuminada. Aunque son escasos los cargos públicos de este partido que se expresan en público en lengua vasca, los populares están decididos a definir un nuevo marco social que supere la politización de los idiomas, ahora que ven el horizonte de la normalización más despejado. El siguiente paso en la configuración de un nuevo perfil vasquista será pisar por primera vez oficialmente la sede de Euskaltzaindia, cuyo lema es 'Ekin eta Jarrai' -'Insistencia y continuidad'-.

Fotos

Vídeos