Los pioneros de la fiebre del metro

El suburbano premia a los impulsores de su creación, en el 15 aniversario del transporte más utilizado de Vizcaya

JOSU GARCÍA JOSUGARCIA@DIARIO-ELCORREO.ESBILBAO.
El ex consejero Enrique Antolín (izquierda) y el ex diputado general José Alberto Pradera posan orgullosos con el premio. ::
                             FERNANDO GÓMEZ/
El ex consejero Enrique Antolín (izquierda) y el ex diputado general José Alberto Pradera posan orgullosos con el premio. :: FERNANDO GÓMEZ

Metro Bilbao celebró ayer el decimoquinto aniversario de su inauguración con un acto en el que se homenajeó a los pioneros del suburbano. El ex diputado general José Alberto Pradera y el ex consejero de Transportes del Gobierno vasco Enrique Antolín fueron distinguidos por el trabajo que desarrollaron hace ya dos décadas para lograr que el 11 del 11 de 1995, a las 11.00 horas, el primer tren subterráneo echara a andar. Los galardonados hicieron extensivo el reconocimiento a todo el equipo de responsables políticos y técnicos que «nos ayudaron a hacer viable aquel sueño».

La fiesta de celebración del cumpleaños del metro tuvo lugar en Ansio a la una de la tarde. Una hora antes, el lehendakari, Patxi López, había descubierto una placa en la estación del Casco Viejo para conmemorar la fecha, que coincidió con el día de la colocación de la primera piedra en Erandio: el 26 de noviembre de 1988. Gran parte de los invitados, más de un centenar, se desplazaron hasta la estación baracaldesa en un tren especial fletado para la ocasión.

En la caverna de acero y hormigón diseñada por Norman Foster les aguardaba una exposición en la que se mostraba un repaso fotográfico a la corta pero intensa historia del suburbano.

Tras una breve introducción, Antolín y Pradera subieron al estrado para recibir una pequeña escultura de hierro, el hito con el que se pretende distinguir a partir de ahora a aquellos ciudadanos que contribuyan de manera especial a la movilidad de Vizcaya. El primero en tomar la palabra fue el ex consejero socialista. «Una obra así es fruto del trabajo en equipo», comenzó Enrique Antolín. «Gracias a todos los que contribuyeron a transformar nuestro sueño en una fantástica realidad», añadió.

Dificultades en el camino

El ex responsable del PSE recordó cómo los primeros pasos del suburbano fueron complicados. «Había muy poco dinero y Bilbao era reacio a este proyecto», evocó. «Sin embargo, seguimos trabajando porque sabíamos que iba a ser un elemento tractor de la economía. Fue una apuesta keynesiana», resumió. A Antolín le sucedió Pradera en los discursos. El ex diputado general destacó el gran consenso político alcanzado en aquella época. «Reinaba un buen espíritu de colaboración en los dos partidos que gobernábamos entonces en Vizcaya (PNV y PSE)», apuntó.

El acto de ayer también sirvió para entregar el dinero que se ha recaudado en el suburbano desde julio con los céntimos de sobra que quedan en el creditrans. En total, los usuarios han contribuido con 3.000 euros, que fueron entregados a las ONG Cáritas, Cruz Roja y Harresiak Apurtuz.

Fotos

Vídeos