«Es una necesidad que el Cross de Llodio mantenga su estatus»

El nuevo responsable de la carrera asume que deberá «seleccionar mucho más» para conservar el rango europeo de la prueba

ALFONSO AZKORRETAVITORIA.
Luis Ángel del Río, en la pista de Ellakuri. ::                             JOSÉ MONTES/
Luis Ángel del Río, en la pista de Ellakuri. :: JOSÉ MONTES

Luis Ángel del Río (Palencia, 52 años) es probablemente una de las personas más ocupadas estos días de todo Llodio. Mañana llegará uno de los días grandes del pueblo y la necesidad de que la XXVII edición del Cross Internacional salga redonda tiene al nuevo responsable del club que lo organiza pendiente de mil detalles. Sus desvelos tienen que ver, no obstante, con una cuestión principal: que la carrera mantenga su rango europeo a pesar de sufrir un fuerte recorte presupuestario respecto a 2009 (de 79.000 a 67.500 euros).

- ¿Qué le motivó a dar el paso y hacerse cargo del Laudio y del Cross Internacional?

- Estas cosas vienen rodadas. Formo parte del Laudio desde hace algún tiempo. Soy socio y mis hijos practican atletismo; yo mismo he vuelto a la actividad en este club. Y en ese entorno ves las necesiddes y que Javi -Aparicio, el anterior presidente- quería dejar la primera fila de la organización. Se formó un grupo de gente y me propusieron ser el presidente. Me lo pensé mucho, porque esto lleva una gran carga de compromiso, pero acepté.

- No sería una decisión fácil. Se hace cargo de un miura.

- No, no es fácil. Es cierto que lo piensas mucho. El cross es una carrera muy prestigiosa, compleja, con muchas cosas a tener en cuenta. Cuestiones que generan preocupación. Quieres que todo salga bien y la gente salga contenta. Afortunadamente, contamos con el asesoramiento de Javier, que es una persona muy accesible, y el grupo de trabajo está funcionando perfectamente. Esto hace que el club se lleve más o menos fácil, aunque el caballo de batalla ahora mismo es el cross. Son muchas horas de dedicación.

Gestión delicada

- ¿Cree que el Cross lleva un valor añadido a Llodio, además del deportivo?

- Sí, creo que sí. Es una prueba en la que se fija la gente. Aporta a Llodio una imagen en este sector. Son dos o tres meses de preparación y de estar pendiente de muchas cosas para que todo salga rodado.

- Ya tenía contacto con el club antes de ser presidente, pero ¿le ha sorprendido algo, para bien o para mal?

- No, no me ha sorprendido nada, en absoluto. Una de las cosas de la que era consciente antes de dar el paso es la magnitud de la prueba. Me preocupaba asumir la responsabilidad, no tanto por falta de compromiso, sino por la necesidad de que todo salga bien. El cross está en un nivel muy alto. La prueba es muy importante -incluida en el calendario de la Asociación Europea junto al Cross de Soria- y para mí es una necesidad que mantenga ese estatus.

- A pesar de la crisis y del recorte del presupuesto.

- Sí, a pesar de eso. Esas dificultades se traducen ahora en que debemos seleccionar y equilibrar mucho más lo que queremos y lo que podemos. Obliga a una gestión más delicada.

- ¿Tiene un objetivo general como entidad? Hace unos años fue, por ejemplo, lograr una superficie de tartán para la pista de Ellakuri.

- No hay un gran objetivo, pero sí una meta muy importante, que consiste en acudir al mayor número de torneos y campeonatos posibles.

- El Cross Internacional no solo es la carrera senior, sino que también programa pruebas para todas las categorías. ¿Cuántos atletas pueden correr por Ellakuri?

- En torno a los 1.000. Será una cifra similar a la de otros años.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos