Toda una sorpresa en el campo de fútbol

Son lo que parecen, dos jabalíes en el campo del Casco. :: A. PEREDA/
Son lo que parecen, dos jabalíes en el campo del Casco. :: A. PEREDA

Las instalaciones deportivas José García recibieron una visita inesperada y los responsables del Casco Viejo tuvieron que emplearse a fondo para conseguir que los dos jabalíes que se encontraban cómodamente pastando en el terreno de juego dejaran de ejercer tareas de máquina corta césped. Nadie tiene muy claro de donde salieron los animales, pero lo cierto es que los que tuvieron espantarlos ,-tarea que no fue precisamente sencilla-, creen que no eran ni mucho menos salvajes; se obstinaron en no dejar el campo, pero en ningún momento intentaron atacarles, así que intuyen que pueden ser propiedad de alguien de la zona y que o bien se le escaparon o los llevó allí para que comieran hierba fresca. Sea como fuere, los dos jabalíes disfrutaron un rato de las instalaciones del Casco Viejo; lugar que tiene otros usos.