El Puente Colgante iniciará esta semana la mayor reforma de su historia

Los trabajos arrancarán en el pilar del transbordador en Getxo, que empezará a cubrirse de andamios desde mañana

IVÁN ALONSOPORTUGALETE.
La barquilla atraviesa la ría en dirección a Portugalete. ::                             G. BARNUEVO/
La barquilla atraviesa la ría en dirección a Portugalete. :: G. BARNUEVO

Si no ha aprovechado este fin de semana para visitar el Puente Colgante y fotografiarse junto a la estructura centenaria sin andamios de por medio y con su color original, olvídese. Desde mañana, el pilar asentado en Getxo empezará a cubrirse de armazones para dar inicio a la mayor reforma del transbordador en sus más de cien años de historia. Unas obras que no solo traerán el esperado cambio de tonalidad -del negro al marrón achampanado, similar al de la Torre Eiffel-, sino que supondrán la mayor intervención para consolidar el esqueleto metálico de esta infraestructura declarada Patrimonio de la Humanidad. Y se lanza a ella sin completar el millón y medio de euros que costarán los trabajos, y a la espera de un patrocinador y de ayudas de los ayuntamientos implicados.

En los despachos de los alcaldes de Getxo y Portugalete 'se cocina' estos días parte del dinero que el histórico transbordador necesita no solo para la mano de pintura, sino para sustituir importantes piezas de su estructura, como las péndolas y ménsulas que sostienen el tablero principal y permiten que discurra la barquilla sin sobresaltos por su vía carrilera. Una actuación que asegurará la continuidad del monumento y que ambos regidores están considerando compensar con un descuento fiscal.

La atención se centra en el Impuesto de Construcciones, Instalaciones y Obras (ICIO), que grava cualquier intervención que se realice en un municipio. El Puente Colgante, por sus especiales características técnicas, tiene que lidiar con dos ayuntamientos y, por tanto, con dos pagos diferenciados para poder realizar sus trabajos. Únicamente aquellas construcciones que sean propiedad del Estado o estén relacionadas con el transporte aéreo, marítimo o terrestre están exentas del ICIO, y ahí se esconde una de las claves de la operación, ya que el Puente, además de ser un medio de comunicación entre ambas márgenes de la ría, es una propiedad del Puerto de Bilbao, aunque una empresa privada lleve ahora su gestión en régimen de concesión hasta el año 2026.

En Vizcaya, además, rige la norma foral 10/1989, que regula este impuesto y prevé una bonificación «de hasta el 95%» en favor de aquellas instalaciones que sean declaradas de especial interés «por circunstancias sociales, culturales o histórico-artísticas», definición en la que, parece, el transbordador encaja como un guante. Los consistorios lo saben, pero en un momento de crisis en que se congelan las tasas municipales y caen las recaudaciones ambos consideran un bocado jugoso los casi 75.000 euros que conseguirían arañar por el 5% del presupuesto total de las obras al que la ley les da derecho.

Se busca patrocinador

Pese a ello, las negociaciones para completar el presupuesto ya han comenzado; más avanzadas en Portugalete que en Getxo. El alcalde jarrillero, Mikel Torres, asegura que estaría dispuesto a llegar a un 50% de descuento en el ICIO. Su argumento es que no puede cobrarle a cualquier familia o empresa local el impuesto entero y hacer una excepción con el Puente, que, al fin y al cabo, también es una empresa. Sostiene que las ordenanzas municipales no le permiten pasar de este porcentaje, aunque admite que es potestad del Ayuntamiento, a través del pleno, modificarlas para poder aplicar la rebaja máxima del 95%. Getxo aún no se ha pronunciado al respecto y espera a reunirse con el regidor portugalujo para adoptar una decisión que, finalmente, podría ser conjunta.

Por otra parte, las negociaciones del Puente para intentar cubrir sus andamios con marcas publicitarias tampoco han fructificado. La BBK, habitual patrocinador de la estructura, se ha echado atrás. Ahora, los gestores del Puente, que, de todas formas, aportarían casi 375.000 euros para las obras, podrían estar ya barajando otras ofertas para cubrir su estructura de anuncios durante los próximos meses.

En cualquier caso, los trabajos arrancarán esta semana. El millón de euros aportado por el Ministerio de Fomento a través del 1% Cultural obliga a ello. La anunciada presencia del ministro José Blanco en la sede getxotarra del transbordador para firmar el convenio es una invitación directa a dar el pistoletazo de salida a la más ambiciosa reforma de su historia.