El Correo Digital
Miércoles, 22 octubre 2014
tormenta
Hoy 5 / 17 || Mañana 4 / 15 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > >
Otro enfoque para la inmigración

ARTÍCULOS

Otro enfoque para la inmigración

«Tenemos la obligación, entre todos, de afrontar una política integral de inmigración, que abarque las necesidades de regulares e irregulares, a todo el colectivo»

20.10.10 - 02:43 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Se ha planteado a lo largo del verano, desde diversos ámbitos, cuál debe ser el modelo de atención jurídica para los inmigrantes residentes en la Comunidad Autónoma del País Vasco (CAPV), debate propiciado por el cierre del servicio Heldu. Más allá de las diversas posturas sobre el asunto, lo cierto es que el enfoque vuelve a ser, una vez más, insuficiente, al dejar de lado los problemas de los inmigrantes en situación regular que no están en un momento de especial vulnerabilidad.
Echando la vista atrás podríamos recordar cómo el aumento de la población inmigrante en la CAPV pilló a las administraciones con el paso cambiado. Era una 'ciudadanía de segunda', y amargas fueron las batallas que tuvimos que librar por la equiparación de derechos, como la relativa a la asistencia sanitaria, que no se quiso universalizar -habiendo competencias para hacerlo- hasta que una ley orgánica (es decir, el Estado) obligó a ello. Más tarde hubo un intento de recuperar el tiempo perdido, con planes y servicios de resultado dispar.
Al margen del mayor o menor acierto con que se ha ido abordando la materia, ha venido adoleciendo en su enfoque de una ausencia llamativa: el tratamiento de la inmigración regular. Los últimos debates sobre el modelo de atención jurídica no han hecho más que poner de manifiesto una verdad demasiado pesada para los miles de ciudadanos y ciudadanas que necesitan una respuesta específica que vaya más allá de su mera condición administrativa.
Un tercio de los nuevos desempleados en Euskadi son inmigrantes. Es un dato puro y, sobre todo, duro, ajeno al juego político. Sin embargo, el debate está en otro sitio y, una vez más, parece que no alcanzará a dar soluciones para estos trabajadores y trabajadoras. Nunca en la CAPV se ha abordado en serio la integración laboral de los inmigrantes (en un primer momento lo que tocaba eran los aspectos más sociales de su integración y posteriormente no parecía tan necesario en una economía que los absorbía bien). ¿Y ahora? Ahora el Gobierno vasco debería aprovechar el diálogo social abierto con sindicatos y empresarios para abordar, de una vez por todas, una materia en la que Euskadi se está quedando rezagada.
Es evidente que las necesidades concretas requieren de soluciones específicas. La atención jurídica de los inmigrantes necesita de una respuesta específica. Vaya por delante que UGT-Euskadi defiende que, si no se puede hacer desde el ámbito exclusivamente público, dicha atención regrese a los colegios de abogados. Que la misma recayera fundamentalmente en otro tipo de organizaciones abocaría a sus gestores a depender exclusivamente de las subvenciones, con las incertidumbres y servidumbres que ello conlleva. Éste es un modelo superado y sería un paso atrás regresar a él. Pero, sea cual sea el modelo por el que se opte, lo que es seguro es que no va a ayudar a resolver ninguno de los problemas que tiene la mayoría de la población inmigrante en situación regular.
Tenemos la obligación, entre todos, de afrontar una política integral de inmigración, que abarque las necesidades de regulares e irregulares. Ésta es la piedra de toque, el meollo de la cuestión: ser capaces de enfocar a todo el colectivo. Las personas en situación irregular tienen que tener garantizada su atención. Pero esto es solo el primer paso; de poco servirá, incluso si se la acompaña con itinerarios de inserción, si no somos capaces de responder a sus necesidades una vez alcancen la regularidad. Hay que poner el foco de la inmigración en su integración laboral, que es la única que garantiza una verdadera integración social.
Ya no es una cuestión de responsabilidad, sino de necesidad. Y se nos acaba el tiempo. Hay ejemplos en toda Europa que demuestran que, o hacemos las cosas bien, o los problemas que se han venido dando en Francia, en Italia y otros países, derivados de la inexistencia de una verdadera política de inmigración, nos llegarán más pronto que tarde y ya no valdrá de nada decir que de aquellos polvos vinieron estos lodos.
TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
Otro enfoque para la inmigración

:: JESÚS FERRERO

elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.