La vanguardia cultural de Bilbao se sube al escenario

El festival BAD, que se inaugurará el 29 de octubre, acogerá las últimas propuestas artísticas y ayudará a los creadores emergentes

JORGE BARBÓBILBAO.
El cartel «pretende provocar»./
El cartel «pretende provocar».

Tres pobres ovejas intentan escapar de las garras y fauces de dos actores enfurecidos en un salón de decoración kitsch que se levanta en pleno campo. Es la inquietante carta de presentación del festival de teatro y danza contemporánea de Bilbao 'BAD', que arrancará el próximo 29 de octubre para «despertar el espíritu aletargado del público en contacto con el arte». Las propuestas vanguardistas se darán cita en las tablas bilbaínas con montajes que combinan música, fotografía, audiovisuales y nuevas tecnologías.

La duodécima edición del certamen desembarcará en la villa en más escenarios que de costumbre. El renovado Teatro Campos y la sala BBK-Gran Vía se estrenarán como sedes del evento junto con el Pabellón Zwap de Zorrozaurre, La Hacería, Muelle 3, la sala Pakidermo y la sala Rekalde. Además, se mantendrán los espacios que tradicionalmente han arropado a la propuesta como BilbaoEszena, La Fundición, Bilborock o Hika Atenea. Para la ceremonia de inauguración del 'BAD' se ha escogido otro rincón cultural de la ciudad. En el Museo de Reproducciones de la calle San Francisco, se desplegará la alfombra roja y se programarán sesiones de vídeo danza durante todo el festival.

El cartel del festival es una de sus principales señas de identidad. Un equipo de creativos se trasladó al campo para facilitar su elaboración y juntar en una sesión fotográfica con ovejas y artistas. «Nuestra especie se encamina hacia rasgos cada vez menos animales», justificaron los responsables.

Ayudas de 4.000 euros

Como preludio al certamen, el área de Cultura ha organizado el 'Pre-BAD', un programa de cuatro jornadas de «creación e investigación escénica» que tienen como objetivo acercar al público y los profesionales los procesos creativos. En el marco de esta iniciativa, se presentarán cinco proyectos creados en 'Artistas en Residencia', un programa de apoyo a los jóvenes del Centro de Recursos Escénicos de Bilbao. Cada una de las propuestas ha recibido una ayuda de 4.000 euros, la cesión de un espacio y el apoyo técnico de BilbaoEszena para poder elaborar sus obras. «Artistas en residencia pretende facilitar a estimular la creación artística», resume el director de Cultura del Ayuntamiento de Bilbao, Iñaki López de Aguileta.

La música también tendrá su hueco en la programación de esta cita multidisciplinar. El 28 de octubre, el Kafe Antzokia acogerá una propuesta visualmente «muy escénica» de la mano del grupo 'Don Simón y Telefunken'. En el concierto, la banda fusionará «los sonidos más extraños de la música experimental con las alegres melodías de las películas Disney», detallaron. Robots oxidados, juguetes viejos y otros objetos sonoros procedentes de cualquier tienda de juguetes «o un contenedor de basura» pondrán ritmo a una cita marcada por la vanguardia.

Fotos

Vídeos