Rotaciones de diseño para el primer día

Ivanovic movió el banquillo a pleno rendimiento y toda la plantilla respondió en la pista Diez baloncestistas del Caja Laboral llegan a los 12 minutos de juego, contribuyendo a equilibrar la defensa y el ataque del equipo

JOSÉ EMILIO GÓMEZ BUSTOVITORIA.
Pietrus y Sow siguen la evolución de la pelota tras caer sobre la cancha del Buesa fruto de un apasionante uno contra uno. ::
                             RAFA GUTIÉRREZ/
Pietrus y Sow siguen la evolución de la pelota tras caer sobre la cancha del Buesa fruto de un apasionante uno contra uno. :: RAFA GUTIÉRREZ

Como si de un guión perfecto se tratase, frente al Lucentum Dusko Ivanovic repartió minutos por doquier a toda su plantilla, que respondió con eficacia sobre la cancha tanto en el apartado defensivo como en el ofensivo a las directrices propuestas por el técnico montenegrino. Hasta diez jugadores baskonistas -todo el 'roster', a excepción de Ander García- llegaron a los 12 minutos de estancia sobre la cancha y todos ellos contribuyeron al festival anotador, al menos, con 5 puntos en su haber en el estreno liguero del equipo.

El Caja Laboral comenzó con su cinco de gala en pista -Huertas, Oleson, San Emeterio, Teletovic y Barac- e Ivanovic sólo realizó un único cambio en los primeros diez minutos: el de Ribas por el escolta de Anchorage. A la conclusión se llegó con un 20-17 favorable a los azulgranas. Pero el salto en el juego y en el marcador del Baskonia fue propiciado por la disposición en cancha de Logan como base, Ribas como escolta, Bjelica de tres y Marcus Haislip y, de nuevo, Barac en el puesto de cinco.

La tan cacareada segunda línea que hizo célebre a la selección española en el pasado Mundial de infausto recuerdo sirvió para que los de Ivanovic ejercieran de abrelatas y dejasen al Meridiano sin ninguna capacidad de respuesta. Con este cinco, reforzado con el cambio de San Emeterio, pasó el Caja Laboral de un 20-17 a un 32-21 sin marcha atrás, resultado al que fueron sumando aportaciones Oleson, Teletovic, Huertas y un Pietrus batallador de modo progresivo hasta llegar al 48-26 que reflejaba el luminoso al descanso.

Ivanovic siguió experimentando hasta situar a Huertas, Logan, San Emeterio, Haislip y Barac en el inicio del tercer cuarto y las diferencias siguieron incrementándose hasta un 60-32 a falta de 5.06 minutos para el término del periodo. El cuarto definitivo lo concluyó el montenegrino con un cinco muy diferente al de salida, dejando la batuta al formado por Logan, Ribas, Bjelica, Haislip y Barac.

Integración de virtudes

San Emeterio, el jugador más valorado del encuentro junto a Barac (22 puntos) sin llegar a lanzar desde 6,75, fue a su vez el más utilizado por Ivanovic (27 minutos), mientras que un destacado Pietrus, con 12, fue el menos solicitado (7 puntos, 6 rebotes y 15 de valoración).

En el repertorio de rotaciones destacó la presencia de Logan durante muchos minutos como director de juego, compartiendo minutos a satisfacción con Huertas y Ribas. Efectivo, aunque apenas sin oposición, el norteamericano finalizó con seis asistencias, un número destacado a tenor de las dudas que provoca en la posición de uno. Oleson dio muestras de tino en el lanzamiento y Bjelica, a pesar de cargarse de faltas personales, dio minutos de descanso a San Emeterio.

Por su parte, Teletovic dio muestras de saber ponerse el mono de trabajo y poder ayudar en más facetas que la del tiro al juego de conjunto. A Haislip se le vio más integrado y voluntarioso y qué decir de Barac. El 'center' de Mostar rindió a plena satisfacción, con unos porcentajes loables (7 de 10) para 17 puntos totales, a los que sumó 7 rebotes y 2 tapones (22 de valoración).