El paraninfo de la UPV se desnuda

Siza, el arquitecto del edificio que BBK cede a la universidad pública, repasa su proceso de construcción en una muestra

JON MAYORABILBAO.
El arquitecto Álvaro Siza muestra el interior de una de las maquetas que presenta en la exposición. ::                             FOTOS: FERNANDO GÓMEZ/
El arquitecto Álvaro Siza muestra el interior de una de las maquetas que presenta en la exposición. :: FOTOS: FERNANDO GÓMEZ

Integrar la institución académica en la ciudad. La Universidad del País Vasco (UPV) verá cumplido esta tarde un objetivo perseguido durante años. Será entonces cuando el presidente de la BBK, Mario Fernández, y el rector de la UPV, Iñaki Goirizelaia, escenifiquen el traspaso, por un periodo inicial de seis años, del edificio diseñado por el arquitecto portugués Álvaro Siza en Abandoibarra por encargo de la caja de ahorros. A partir de hoy el corazón más vanguardista de Bilbao albergará el nuevo paraninfo de la UPV. «Es una obra espléndida para un sitio tan complejo donde los retos se hacen notables porque aquí está lo mejor de la arquitectura mundial», aseguró Mario Fernández en la presentación a los medios de comunicación de la muestra que, hasta el 22 de noviembre, recoge en cuatro salas del inmueble los bocetos, dibujos y maquetas elaborados por Siza y su equipo para la materialización del proyecto.

El edificio pretende acercar la Universidad a la ciudad y a toda la sociedad. Y para entender su empaque, Álvaro Joaquim de Melo Siza «no ha dudado en desnudarse», aseguraba ayer uno de los arquitectos colaboradores. «Enseña su trabajo y esto no es habitual en gente de su talla», añadía. «Hay que mostrar los intestinos de la creación -explicaba, por su parte, Álvaro Siza-. El proceso creativo no es una improvisación del cielo, sino una respuesta a horas de trabajo y a la labor de todo un equipo».

El arquitecto portugués desgranó ante Fernández y Goirizelaia aspectos que han primado a la hora de diseñar el proyecto. En este sentido, sacó a colación lo singular de convivir con la torre Iberdrola. «Una de las primeras maquetas -que se presenta en la exposición- muestra respeto a la obra de nuestro vecino (la nueva biblioteca de Deusto, de Rafael Moneo) y la necesidad que vimos de realizar el paraninfo en forma de L, porque queríamos un edificio abierto y evitar una fuerte concentración de volúmenes en la zona. Luego apareció la torre...», ironizó. Precisamente, uno de los elementos que hizo a BBK inclinarse por el proyecto de Siza fue la forma en que entiende el equilibrio que debe guardar la arquitectura con su entorno.

Por orden cronológico

La exposición del ganador del prestigioso premio 'Pritzker' al mejor arquitecto en 1992 ha sido concebida en orden cronológico. Su recorrido permite conocer las modificaciones incluidas en el proyecto desde su gestación hasta aspectos relacionados con la iluminación -«muy clásica y sin impacto. Hemos intentado suprimir el espacio confuso y apostar por uno más neutro», explicó Siza-, el aire acondicionado, el sistema de elevadores o la vigilancia.

El nuevo edificio, que supera los 9.000 metros cuadrados y que ha supuesto una inversión cercana a los 35 millones de euros, «es potente», aseguró el rector. Goirizelaia se mostró confiado en que va a «dar mucho jugo» a la Universidad del País Vasco en pleno centro de Bilbao. «Nos va a dar visibilidad. Toda esta labor y el trabajo de tantas personas merece la pena ser reconocido y agradecido. Le vamos a dar un uso que esté a su altura y pondremos todo nuestro empeño para que así sea», añadió.

Fotos

Vídeos