Urkullu invita a Basagoiti a que los tres diputados del PP vasco salven a Zapatero

O. B.BILBAO.

El presidente del PNV, Iñigo Urkullu, invitó ayer a Antonio Basagoiti a «ofrecer» al Gobierno del PSOE los votos de los tres diputados del PP vasco en Madrid para sacar adelante los Presupuestos Generales del Estado. El líder del EBB hizo su particular cálculo para concluir que «los 'tres de Basagoiti'» y un acuerdo con Coalición Canaria y UPN permitiría a José Luis Rodríguez Zapatero salvar la legislatura «sin tener que recurrir al 'chantaje' de los votos del PNV».

«Si lo hace, no me extrañaría que fuera recibido en el Palacio de La Moncloa sino que incluso lo fuera con la banda de música y todos los honores», ironizó el dirigente peneuvista, que respondió así en su blog a la petición de entrevista con el presidente del Gobierno del líder de los populares vascos para exigir a Zapatero «responsabilidad» con los «intereses vascos» al negociar las Cuentas con el PNV.

«Basagoiti, con sus tres diputados, evitaría todos los males, sospechados e insospechados, que el acuerdo presupuestario significaría tanto para España como para Euskadi. Realmente tiene motivos para celebrar una reunión con Zapatero porque en sus manos está el futuro de España», aseguró con sorna. Urkullu quiso poner en evidencia al líder popular vasco -que, dijo, sería elevado a la categoría de «héroe nacional español» si evitase que Zapatero tenga que «entregarse a Euskadi» pactando con los jeltzales- y recalcó que si la entrevista con el jefe del Ejecutivo no tiene razón de ser es porque «'los tres de Basagoiti' no son en realidad de Basagoiti porque no pueden votar lo que Basagoiti dice que quiere».

El dirigente jeltzale fantaseó incluso con la posibilidad de que «emulara» a la izquierda abertzale y fragmentara el voto del grupo popular en Madrid, lo que le valdría «dejar de ser del PP». El líder del PNV afeó así a la formación de Basagoiti que acatara la disciplina de partido al votar en contra del 'blindaje' del Concierto en el Congreso de los Diputados.