Sin argentinos por primera vez desde 1992

Si ningún fichaje de última hora lo remedia, la marcha de Walter Herrmann provocará que la temporada 2010-2011 tenga una peculiaridad respecto a las 18 anteriores. Será la primera ocasión desde la campaña 92-93 en la que el Baskonia no cuente con ningún argentino en sus filas. Una racha iniciada en aquel ejercicio por Marcelo Nicola, que se convirtió en un elemento fundamental del equipo vitoriano. Éste sólo fue el comienzo de una saga que fue aumentando paulatinamente hasta contar con cinco jugadores de ese mismo país en una misma plantilla. El testigo de Nicola lo tomó Juan Alberto Espil, que lo llevó en solitario hasta que en 1999 su compatriota Julio Lamas llegó al banquillo acompañado en la cancha por Andrés Nocioni y Fabricio Oberto. Al año siguiente, y con la marcha de Espil, se incorporaría Luis Scola, para uno más tarde llegar a completar un quinteto con Gabriel Fernández y Hugo Sconochini.

Desde entonces, los argentinos han sido protagonistas en la ACB y más concretamente en el Fernando Buesa Arena. Por el pabellón de Zurbano han pasado también Leo Paladino y Rubén Wolkowyski, además de Roberto Gabini, Víctor Baldo y el último estandarte albiceleste en Vitoria, Pablo Prigioni, que lució la bandera de su país durante seis temporadas vestido de azulgrana.