Un ascensor unirá la plaza de Rekalde con Artazu Bekoa en septiembre

SOLANGE VÁZQUEZBILBAO.
Un ascensor unirá la plaza de Rekalde con Artazu Bekoa en septiembre

La plaza de Rekalde, el centro neurálgico del distrito, está cada vez más cerca de los barrios altos situados en las laderas que suben desde la calle Gordoniz. A partir de septiembre, los habitantes de Artazu Bekoa, Filomena Baldezate y Xalbador estarán conectados a este enclave por un ascensor panorámico que salvará 20 metros de desnivel que han sido la pesadilla de muchos vecinos durante décadas. Para superarlos, debían aventurarse por un laberinto de escaleras y rampas, una barrera imposible para personas con dificultades de movilidad y todo un reto para el resto, sobre todo si les tocaba llevar compras o carros de bebé. Conscientes de los apuros de los ciudadanos, los responsables del área de Obras y Servicio del Ayuntamiento de Bilbao llevaban «trabajando desde hace tiempo» para dar solución al problema, según afirmó ayer el concejal del área, José Luis Sabas, que presentó el proyecto del elevador, cuyo coste -900.000 euros- correrá a cargo del fondo estatal de inversión local.

Después de darle vueltas a cuál era la mejor opción para unir el corazón de Rekalde con Artazu Bekoa, «que ha quedado muy bien reformado», Obras y Servicios descartó habilitar escaleras mecánicas -una alternativa planteada en el consejo de distrito- y se decantó por el elevador. «El ascensor tiene una gran cosa: es para todos, madres con niños, personas con discapacidades... Y las escaleras, no», justificó. Su construcción, subrayó, es «muy importante», porque «comunicará diariamente a 6.000 vecinos» con la zona de Bilbobus y los acercará también a la estación de Renfe y al Puente de Gordoniz.

La infraestructura, cuya cimentación ya se ha iniciado, será panorámica y su estilo, «similar» al del ascensor de Uretamendi. En su parte superior irá unido a una pasarela que lo enlazará con el grupo Artazu Bekoa. Fabricada en policarbonato, estará recubierta para evitar las inclemencias del tiempo. Sabas también avanzó que «ahora estamos lanzándonos» para poner en marcha otro elevador entre el Casco Viejo y Particular de Iturribide.

Zona bien iluminada

Según destacó Javier Orduna, subdirector de Proyectos y Obras, la cabina tendrá capacidad para transportar 21 personas por viaje, «unas 2.550 al día». Por su parte, Fran Víñez, director del área de Obras y Servicios, añadió que «se ha tenido especial cuidado con la seguridad, de modo que se ha hecho un esfuerzo por iluminar bien la zona y evitar espacios muertos, tal y como nos han pedido los vecinos de la zona».