La entidad que integrará el negocio de CajaSur se llamará BBK Bank y tendrá su sede en Bilbao

Mario Fernández tiene previsto viajar a Sevilla en fechas próximas para reunirse con el presidente de la Junta de Andalucía

CARMELO LEZANA CLEZANA@DIARIO-ELCORREO.COMBILBAO.
Mario Fernández saluda al ex presidente de la Vital, Gregorio Rojo, ayer, en un acto en Bilbao. ::                             IGNACIO PÉREZ/
Mario Fernández saluda al ex presidente de la Vital, Gregorio Rojo, ayer, en un acto en Bilbao. :: IGNACIO PÉREZ

BBK Bank S.A. Ese será el nombre del banco que creará la Bilbao Bizkaia Kutxa para integrar los activos y pasivos de CajaSur, adjudicada el pasado viernes a la caja vasca, y que tendrá su sede en Bilbao. Se despeja así una de las incógnitas existentes en torno a esta operación, que había adquirido cierta dimensión después de que el presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán, anunciara el sábado que pedirá a la entidad vizcaína que la sede de la nueva compañía se ubique en territorio andaluz.

El máximo responsable de la BBK transmitirá de primera mano la decisión al líder socialista en un próximo encuentro. Aunque sin concretar ninguna fecha, ambos acordaron durante una conversación telefónica mantenida el pasado viernes, tras conocerse el resultado de la puja, que Mario Fernández se trasladaría en breve a Sevilla para reunirse con Griñán.

Lo que está claro es que el ejecutivo bilbaíno va a tener que dar 'calabazas' al presidente de la Junta sobre la ubicación del nuevo banco. Según los medios consultados por este periódico, nunca han existido dudas de que BBK Bank iba a radicarse en Euskadi. Y ello por muchos motivos. Entre otros, los de carácter institucional y fiscal. La ubicación en la capital vizcaína no será una excepción en este caso. Cualquier otra sociedad que pudiera crear la BBK como consecuencia de futuras operaciones mantendrá, asimismo, su sede en Bilbao.

Sobre BBK Bank, lo que todavía se desconoce es cuándo podrá comenzar a operar. Aunque la ficha bancaria ya ha sido solicitada por la BBK, todavía debe agotarse el procedimiento administrativo. La inmediata llegada del mes de agosto -prácticamente inhábil por las vacaciones estivales- puede provocar que el proceso se dilate más que si se desarrollara en otra época del año.

Sea como fuere, el calendario elaborado por Mario Fernández contempla que el proceso de integración de CajaSur esté finalizado a finales de año, después de que en septiembre u octubre la operación obtenga todas las autorizaciones necesarias, según expuso ayer el ejecutivo a los sindicatos vascos.

Oficinas de Andalucía

Si esa previsión se cumple, a principios de 2011, BBK Bank gestionará no sólo los activos y pasivos de la caja cordobesa, sino que también habrá integrado en su seno las 31 oficinas que la BBK posee en Andalucía. Ello implicará, señalaron ayer medios sindicales, que la plantilla de la caja vizcaína en esa comunidad autónoma pase al nuevo banco en comisión de servicio, pero manteniendo sus derechos actuales.

Lo que todavía no se ha definido es qué sucederá con las oficinas de CajaSur fuera de Andalucía (45 de un total de 474). Se prevé que un buen número de ellas podrían integrarse en la red de la BBK, pero aún no se han cuantificado.

Otro aspecto sobre el que la BBK no ha concretado su alcance final es el relativo al ajuste laboral en CajaSur. Todo apunta a que será importante, pero la caja vizcaína tiene claro que se realizará en dos fases y a través de medidas no traumáticas (prejubilaciones, reducción de jornada y bajas voluntarias, entre otras). Además, buscará pactos con los sindicatos para ejecutar el recorte, según trasladó ayer a las centrales de la BBK el propio Fernández.

La caja vasca tiene muy claro que para lograr que CajaSur se convierta en una entidad rentable y solvente debe mejorar de forma muy importante su eficiencia. La entidad cordobesa cuenta con un 15% más de plantilla que la BBK y sólo representa un 65% de su negocio, lo que pone de manifiesto un claro desequilibrio. En ese sentido, la Bilbao Bizkaia Kutxa se ha dado un plazo de cinco años para lograr esa mejora de eficiencia.

Expediente a Iceta

Puede que ese mensaje sea trasladado hoy por el director general de la BBK, Ignacio Sánchez Asiaín, a los directores de zona y de oficinas de CajaSur durante la reunión que mantendrá con ellos en Córdoba. El directivo, que se encuentra en la ciudad andaluza junto a otro responsable de la compañía, se reunió ayer en Málaga con mandos de la BBK en Andalucía y tiene previsto mantener un encuentro con los administradores de la entidad andaluza nombrados por el Banco de España.

Precisamente, la institución que preside Miguel Ángel Fernández Ordóñez ha abierto un expediente informativo a los tres últimos consejos de administración de CajaSur por no cumplir sus directrices. Uno de los integrantes afectados por la depuración de responsabilidades es el obispo auxiliar de Bilbao, Mario Iceta, que fue consejero hasta 2008.

Por su parte, Mario Fernández aseguró a los representantes sindicales de la BBK que no descarta la fusión de las cajas vascas, si bien advirtió de que de llevarse a cabo deberá ser bajo criterios técnicos de proporcionalidad. En cualquier caso, dejó claro que la creación de una gran caja vasca es compatible con las operaciones que en el futuro pueda realizar la entidad vizcaína. Y es que, tal y como adelantó el domingo EL CORREO, la Bilbao Bizkaia Kutxa aspira a seguir creciendo con nuevas adquisiciones.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos