Euskaltel, en riesgo de perder la categoría y también a Intxausti

J. G. P.REVEL.
Intxausti, en su primera carrera con el Euskaltel. ::
                             E. C./
Intxausti, en su primera carrera con el Euskaltel. :: E. C.

«El equipo sigue adelante», zanja Miguel Madariaga, presidente de la Fundación Euskadi. El Euskaltel continúa sin fecha de caducidad, aunque quizá tenga que reducir su tamaño. «No tenemos el presupuesto cubierto», reconoce. El agujero ronda el millón de euros. Profundo en tiempos de crisis. Así que peligra la continuidad de la escuadra vasca en el UCI Pro Tour. «No sería un trauma bajar de categoría», apunta, consciente de que ése es su destino si no aparece para 2011 un patrocinador que se sume a Euskaltel y las instituciones.

«No digo que vayamos a salir del UCI Pro Tour. Lo que digo es que el equipo va a seguir bien en esa liga o bien como conjunto Continental Profesional», subraya. Es decir, que puede caer a la segunda división. Sin acceso directo a las grandes carreras del calendario. Si no recauda más dinero, tendrá que ganar en 2011 el puesto en el Tour y la Vuelta.

Y ahí entra la entidad de la plantilla. Sus mejores corredores están ya en el mercado. Entre ellos, Samuel Sánchez y Beñat Intxausti. El asturiano quiere seguir, pero un campeón olímpico y tercer clasificado en el Tour no puede renunciar a los grandes escenarios. También está en juego el futuro de Intxausti, cada vez más lejos. «No le vemos con intención de quedarse», aseguró ayer Madariaga. El técnico vizcaíno no mantiene buenas relaciones con el representante del corredor de Muxika, Antonio Vaquerizas. La suya es una vieja rencilla. Intxausti firmó por sólo una temporada. Ésta. Y ahora, según Madariaga, «está con pie y medio fuera».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos