Murales en los andamios para rehabilitar las viviendas

T. A.BILBAO.

Hacería arteak se instaló en Zorrozaurre hace trece años y abrió una sala con estética de cabaret en el número 42 de la ribera, en un pabellón que algún día será derribado. Es, por lo tanto, un vecino más y comparte «la incertidumbre» de las familias de la ribera, que durante años temieron por el futuro de sus viviendas. Ahora que han asentado sus cimientos y empiezan las obras de rehabilitación, la agrupación cultural propone aprovechar los andamios como soportes artísticos, con murales y pinturas de colores, para disfrutar del nuevo paisaje.

El director, Manu Gómez-Álvarez, también cree que las comunidades deben ponerse de acuerdo para contratar a la misma empresa para varios bloques y reducir los costes de la reforma, la gran preocupación de los vecinos. Aunque las ayudas públicas cubren el 70% de las reformas básicas y hasta el 85% en función de la situación de las familias, los edificios están tan deteriorados que son obras costosas y avanzan despacio. De momento hay dos en ejecución, cuatro comunidades con la licencia ya concedida y dos en trámite. Otras cinco están redactando el proyecto, según datos facilitados por Surbisa.

Mientras los andamios toman posiciones, Hacería arteak -premio Ercilla por su labor- también construye. Ahora se prepara para llevar al Teatro Campos, del 15 al 26 de septiembre, la ópera cabaret 'So in love', que ha permanecido siete meses en cartel en Zorrozaurre. La producción del Off Bilbao, una sala pensada para «crecer y coger tablas» y disfrutar del proceso creativo, saltará así a los escenarios del centro de la ciudad.